Pide CNDH medidas cautelares tras ataque en Acapulco
8 enero, 2018
Priístas se ponen de acuerdo por Whatsapp para la visita de Meade
8 enero, 2018

“Trabajar y darlo todo”, la clave de Rommel Pacheco

Voy entero a los entrenamientos y sólo es cuestión de volver a lo técnico, asegura el clavadista yucateco, quien aspira a terminar su carrera con una medalla en los JO de Tokio 2020. Foto Getty Images

Rosalía A. Villanueva

Tres meses fuera de los entrenamientos y años de competencias acumuladas en el alto rendimiento no mermaron en nada a Rommel Pacheco, quien regresa a lo que más me gusta, para ponerme al día y seguir compitiendo, pues será el clavadista que encarará los retos que se le presentarán este 2018 con las Series Mundiales que abren en Pekín, en marzo.

En su lugar cotidiano, la fosa del Ceforma, en el sur de la capital, el atleta recibe otro ciclo, que será el preámbulo de su retiro, el cual espera culminar en Tokio 2020 si la salud se lo permiten y su cuerpo resiste las lesiones para conquistar la medalla que le falta en su trayectoria deportiva de más de dos décadas.

Seguir entrenando, es lo que el oriundo de Mérida considera que ha sido la clave de su éxito, el cual lo ha llevado a los podios internacionales. El más reciente en el Mundial de Budapest 2017, con la medalla de plata que ganó junto con Viviana del Ángel en los sincronizados mixtos.

Ahora en su faceta en el trampolín de tres metros, Pacheco Marrufo espera destacar en lo individual y en sincronizados con Jahir Ocampo para enfrentar los selectivos de este año y ganar un lugar a los Juegos Centroamericanos y del Caribe en Barranquilla con el deseo siempre de lograr medallas.

Entrenar, trabajar y darlo todo como siempre, dice Rommel ante los desafíos que tendrá esta temporada, como la Copa del Mundo en China, que será otro parámetro para medirse ante los mejores, como lo hizo en 2016, cuando ganó el oro en Río de Janeiro y recibió la presea vistiendo una playera de Popeye y cantando el Himno Nacional a capela debido al castigo que pesaba sobre México impuesto por la Federación Internacional de Natación Amateur (FINA), debido a problemas extradeportivos que luego se resolverían.

Llego entero (a los entrenamientos), fuerte, y sólo es cuestión de volver a lo técnico. Hay (todavía) hambre y ese espíritu de lucha en los clavados. Tokio (2020) es el reto mayor, refiere Rommel.

Rommel formó parte de un realityde televisión con otros deportistas de diferentes disciplinas, como los gimnastas Daniel Corral y Ana Lago, la remera Kenia Lechuga y la ciclista María Antonieta Gaxiola, el clavadista, de 31 años, asegura que el haber participado en ese programa le dejó una grata experiencia y no imaginó el impacto en las redes sociales, pues recibió muchas muestras de apoyo y, lo más importante, se divirtió y no se lesionó.

“Fue positivo, que las familias se den cuenta que los deportistas somos seres humanos y queremos motivar a los niños a que hagan clavados, gimnasia, ciclismo, remo, el deporte que quieran y les guste.

Sabemos que este año es de cambios (por las elecciones) y a ver cómo nos va, finaliza el tres veces seleccionado olímpico y finalista en Río 2016.