Encapuchados golpean a sacerdote en Nicaragua
15 septiembre, 2018
Da Peña último Grito de su sexenio
16 septiembre, 2018

Un nocaut arruina la fiesta mexicana en Alemania

Julián Fernández (segundo de izq. a der.) y su equipo foto tomada de su twitter

Alia Lira-Hartmann

Magdeburg, Alemania. Sin respiro quedaron algunos espectadores mexicanos que se dieron cita en la norteña ciudad de Magdeburg en el estado federado de Sajonia y quienes seguían la pelea por una cadena de televisión de difusión nacional ante el nocaut en el segundo episodio del hasta ahora invicto mexicano Julián Fernández, apodado el “Pitbull” contra el alemán Tom Schwarz.

Contendiendo en la división de peso pesado por el cinturón intercontinental de la Organización Mundial de Boxeo, la WBO por sus siglas en inglés, Schwarz quien se encontraba en casa, -nació en Magdeburg- también se presentaba invicto al combate con una historia de 21 contiendas,13 de las cuales ganadas por nocaut.

Por su parte, Fernández contaba con 11 peleas en su haber de las cuales 8 ganadas por nocaut.

Schwarz se mostró infinitamente superior sorprendiendo ya desde el primer episodio a Fernández quien estuvo a punto de caer a la lona y a quien la campana salvó en los últimos segundos.

El mexicano llegó con una estrategia de defensa por demás débil, siempre a la retaguardia.

“Realmente fue inesperado para nosotros que la contienda terminara tan rápido” reconoció Ulli Kaden, entrenador del alemán Schwarz.

La estadística reportó una ofensiva implacable por parte del alemán con un promedio de 18 golpes cada 24 segundos quien superaba también al mexicano en peso con 108 kilos contra los 100 de Fernández.

El ya acostumbrado espectáculo al inicio de la pelea dejó ver a Fernández en un escenario en llamas y envuelto en una bandera mexicana con un fondo musical de la Banda Tierra Santa interpretando El cachanilla para deleite de la comunidad mexicana residente en Alemania que celebra en estos días a lo largo y ancho del país las fiestas patrias.

JSL
JSL