tlalnepantla
Se reaviva incendio en inmueble de Tlalnepantla
11 agosto, 2015
bolivia
Evo Morales busca mejorar relaciones diplomáticas con EU
11 agosto, 2015

Volvería a cumplir la novatada, dice joven de Pumas CU que fue a dar al hospital

pumas

El novato Juan Francisco Espinoza, liniero defensivo de los Pumas CU, considera que su caso se magnificóFoto Juan Manuel Vázquez

Por Juan Manuel Vázquez

La cabellera decolorada de Juan Francisco Espinoza Martínez brilla bajo el sol vespertino en el campo de entrenamiento de Pumas CU. Es robusto –como buen liniero defensivo–, lo que contrasta con su rostro juvenil; es uno de los 10 novatos que se integraron al primer equipo de futbol americano de la UNAM, y por eso hace un par de semanas vivió una novatada que lo envió en estado grave al hospital.

Este lunes fue su primer día de entrenamiento, después de aquellas pruebas físicas y retos para ser aceptado en el equipo. Pintaron su cuerpo con pigmentos no aptos para la piel y sufrió deshidratación e insolación que derivó en un cuadro de intoxicación y pulmonía.

Volvería a hacerlo una y mil veces, dice el jugador, quien no había querido hacer declaraciones después que se esparció la noticia de su caso.Lo haría las veces que fuera con tal de pertenecer a Pumas CU.

El joven recuerda aquella noche después de la novatada, sobre todo por el cansancio. Llegó agotado a su casa. Sin ganas de despintarse porque además la piel le ardía por las quemaduras del sol, que se acentuaban por la pintura con la que habían cubierto su cuerpo. A esa hora ya tenía ámpulas.

Mi piel es muy sensible y la pintura hizo reacción, cuenta Juan Francisco.

Por su estado grave fue internado en el hospital Adolfo López Mateos del Issste, pero su familia no quería que trascendiera la noticia ni que crecieran las versiones sobre la historia. Pese a la experiencia, el jugador piensa que se exageró el caso.

Las novatadas son una tradición que sólo entendemos los que queremos entrar a Pumas; los de fuera no conocen ni entienden, se defiende.

El coach del equipo, Raúl Rivera, lo apoya. Cuando el novato titubea para asumir una postura, lo refuerza y explica lo que el muchacho se guarda.

“El caso de Paco es una excepción, un accidente; hay que entender que su piel es muy sensible y tuvo una reacción”, comenta Rivera. Las novatadas han evolucionado, ya se eliminaron las agresiones y los excesos, afirma el coach.

Después que trascendió el incidente de Juan Francisco, la UNAM publicó un boletín en el que informó que se cancelarían las prácticas que atentaran contra la salud de los jugadores y anticipó que en adelante no se realizarían sin supervisión de las autoridades y de médicos.

El coach asumió la postura institucional sin titubeos con el argumento de que Pumas CU es un equipo que no se manda solo y se adapta a los ordenamientos de la Universidad.

Tendremos que tomar providencias, anticipa Rivera. Por ejemplo, tener cuidado con la pintura, que sea la adecuada y no mantener prácticas que sean inseguras.

El director de actividades deportivas de la Universidad, Severiano Rubio, recalcó que desde ahora están prohibidas actividades que puedan poner en peligro a los novatos, y mencionó los saltos desde plataformas y el uso de pinturas no adecuadas para decorar el cuerpo.

Juan Francisco ya no atendía las explicaciones de su coach ni del directivo universitario. Estaba entregado a la práctica para incorporarse a la pretemporada. Corría alrededor del campo con un esnorkel y sudaba de manera copiosa.

Parecía contento a pesar de todo. De la novatada que puso en riesgo su vida y de convertirse por unos días en personaje de una noticia que no le gusta.