Gobierno dejaría de pagar la deuda bancaria durante 15 meses: Finanzas
7 octubre, 2015
Inseguridad laboral
7 octubre, 2015

Absurdo, expulsar a curas que divulguen su orientación sexual, asegura Paul Ibarra

matrimonios gay gays
orientación sexual

Paul Ibarra Collazo.

Jorge Torres

El dirigente de la Red de Diversificadores Sociales, Paul Ibarra Collazo, lamentó las declaraciones del vicario general de la Arquidiócesis, Benjamín Moreno Aguirre, quien advirtió a los sacerdotes que si divulguen abiertamente su orientación sexual serían expulsados de manera inmediata de la Iglesia.

Señaló que la Iglesia debe “dejar atrás sus fobias” y adaptarse a la actualidad de la sociedad, “sería un absurdo que decida, como lo hizo ya, expulsar a un sacerdote sólo porque declare su orientación sexual; creo que eso rebasa los límites de la lógica e incluso de la institución”.

Mencionó que, por “lógica estadística”, dentro de la Iglesia es de esperarse que existan sacerdotes homosexuales, pues si se remiten a los estudios sobre la orientación sexual hechos hace algunos años, se destaca que por lo menos 10 por ciento de la población mundial es abiertamente homosexual y el mismo 10 por ciento es abiertamente heterosexual, mientras que el resto se repartan en ambos grupos, así como en orientaciones bisexuales.

Destacó que en realidad la Iglesia acepta la homosexualidad pero condena “la práctica homosexual”, por lo cual maneja el discurso de “vive en comunión con el Señor, vive en castidad y vas a ser liberado de tus culpas”. Bajo ese precepto se debería entender por lógica que dentro de las filas católicas tendrían que existir una gran cantidad de curas homosexuales, porque al tener presión social los lleva a rechazar sus preferencias y acercarse a Dios por el llamado que hace la Iglesia.

Además comentó que él ha tenido bastantes anécdotas de personas que le han dicho de viva voz, incluso algunas que han estado en el seminario, que existe esta mencionada práctica sexual ente los propios seminaristas, pero eso ya es a un nivel de “leyenda urbana”, aunque no hay que descartarlo.

Afirmó que el Seminario Mayor está “plagado” de personas con preferencias homosexuales, “un alto porcentaje de los seminaristas acuden por voluntad propia o la de su familia a los seminarios porque consideran la homosexualidad como un problema, y mediante este sistema pueden alejarse de esa condición”.

JSL
JSL