Con manifestación exigen justicia para Rosa Margarita
20 junio, 2016
Academia del pecado
20 junio, 2016

Activista denuncia agresión por parte de policías municipales

Angélica Campillo

Luego de la agresión física y verbal sufrida por parte de policías municipales de la capital potosina el pasado fin de semana, el líder del Movimiento Juvenil Popular, César Carrizales Becerra, advirtió que interpondrá una denuncia penal en contra de los responsables, además de una queja ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos.

Adelantó también que acudirá a la ciudad de México a exponer el caso de la estigmatización hacia los chavos banda y las agresiones sufridas por parte de efectivos, al subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Roberto Campa Cifrián.

César Carrizales relató que la madrugada del pasado sábado 18 de junio transitaba sobre Salvador Nava Martínez, a la altura de la avenida Salk, pero en ese momento comenzó a sentirse mal, ya que padece diabetes, y se estacionó para tomar sus medicamentos, sin embargo se quedó dormido y aproximadamente a las tres de la mañana se despertó debido a que policías tocaban la puerta de su camioneta, quienes con palabras altisonantes le preguntaron el motivo por el que se encontraba en ese sitio, a lo que el activista les expuso lo antes mencionado: “les enseñé el aparato para checar la glucosa, les dije que me sentí mal y por eso me orillé”, ahondó.

Declaró que los oficiales no le creyeron y le manifestaron que su camioneta tenía un reporte de vehículo sospechoso, por lo que procedieron a revisarla y luego de ello lo obligaron a bajarse, y fue en ese momento cuando alcanzó a ver que eran policías municipales; posteriormente, refirió, lo pusieron contra la unidad y también lo revisaron, no obstante el activista se molestó ya que estaban violando sus derechos.

Externó que al decirle a los oficiales que era el presidente del Movimiento Juvenil Popular se ensañaron más con él, pues enseguida uno de ellos le dijo al otro que se trataba del activista que defiende a los “pandilacras”: “entonces me empiezan a golpear en la zona baja, por la espalda a la altura del estómago, entonces yo más me molestaba, me quitaron mis credenciales y se llevaron mis cosas, y me aventaron las llaves de la camioneta a la calle”, aseveró.

Agregó que los empleados de una gasolinera cercana se dieron cuenta de los hechos, por lo que al retirarse del lugar los policías, se acercó a los trabajadores a quienes también les contó lo sucedido, y posteriormente lo auxiliaron, por lo que, dijo, están dispuestos a apoyarlo.

Indicó que debido a los golpes recibidos estuvo internado durante un día en el hospital, porque “me lastimaron las costillas y me inflamaron el riñón, y tampoco puedo sacar dinero del banco porque necesito mi credencial”, además apuntó que por ese motivo no ha podido acudir a interponer la denuncia correspondiente.

Hizo énfasis en que interpondrá una denuncia penal y una queja ante la CEDH por la agresión sufrida, y luego de ello acudirá a la ciudad de México con el fin de hacer más presión, específicamente a la Secretaría de Gobernación, para exponerle su caso al subsecretario de Derechos Humanos, porque “si no esto va a quedar así”.

Manifestó que con el director de Seguridad Pública Municipal, Antonio Garza Nieto, no hay diálogo, pues él lo rompió: “he tenido muchas reuniones con el director, y se le dio oportunidad para que pusiera de su parte, para que solucionara los conflictos que se tiene con la sociedad, pero no hubo resultados”, criticó.

Apuntó que, ante ello, exigirá una reunión con el edil de la capital, Ricardo Gallardo Juárez, “para ver si está de acuerdo con lo que está pasando y si los va a seguir solapando (a los policías)”, pues señaló que ya no quieren entablar diálogo con Garza Nieto.

Para finalizar, puntualizó: “queremos que la sociedad vea que nosotros no somos el problema sino la solución, porque esto ya no puede seguir así. Basta que en lugar de que las autoridades se sumen al proyecto se sigan violentando los derechos, ya con el director Garza no queremos ningún diálogo”.

JSL
JSL