En Haciendas de Santiago exigen que Interapas repare el drenaje
22 mayo, 2015
#YoSoy132 En Resistencia, víctima de hostigamiento, señalan activistas
22 mayo, 2015

Activistas mexicanos llevan ante la ONU casos de sacerdotes pederastas

pederastas
sacerdote

Espectacular en contra de Córdova Bautista.

El organismo hará un extrañamiento por la presunta complicidad entre Iglesia y autoridades

Samuel Estrada

Alberto Athié y otros activistas mexicanos llevaron a las Naciones Unidas en Ginebra el caso de Eduardo Córdova Bautista y otros sacerdotes acusados de pederastia. El organismo internacional hará un extrañamiento al gobierno de México por la impunidad en la que permanecen estos casos y hasta la presunta complicidad entre la Iglesia y las autoridades para no castigar los hechos.

Según explicó el propio Athié, la intención es visibilizar estos casos de pederastia clerical que siguen impunes en México, como es el caso de Córdova Bautista, pero también de otros párrocos católicos mexicanos en otros estados del país, en los que, lamentablemente, se abusó de centenares de niños, y la intención es que se haga un exhorto desde el nivel internacional.

Athié, en compañía de otros activistas, acudió a Ginebra, Suiza, en el marco de la sesión del Comité de los Derechos de la Infancia de la ONU, en donde el organismo internacional cuestionó al estado mexicano la inacción en estos casos, así como el tema del trabajo infantil, la pobreza y el polémico caso de la organización Teletón.

Además, en entrevista, Alberti Athié expuso más reconstrucciones de hechos de los cuales ha tenido conocimiento: “el sacerdote Eduardo Córdova incluso antes de entrar al seminario abusó sexualmente de niños; hoy tenemos ya 19 denuncias por delitos sexuales agravados en contra de esta persona, pero lo más grave es que me llegó información que el propio ex arzobispo Luis Morales Reyes se comunicó con una persona de alto nivel para decirle ‘ayúdame a sacar al padre Córdova de aquí, porque lo están buscando’”, detalló.

Para concluir, recalcó que el arzobispado de San Luis Potosí sólo se dedicó a darle largas al asunto hasta que el propio Vaticano le ordenó que reconociera los delitos cometidos por Córdova, y fue solo así que decidieron procesarlo y denunciarlo ante la Procuraduría Estatal, pero de cualquier forma no se ha hecho nada ni siquiera se ha podido comprobar que la PGJE efectivamente envío la alerta a la Interpol para detener al ex sacerdote, y lo peor, enfatizó, es que no es el único caso, sino que se repite el mismo patrón varias veces en algunos estados del país, y es por eso que se denuncia ante la ONU.

JSL
JSL