Simpatizantes de Maduro realizan mitin en embajada de Venezuela
4 abril, 2017
Quedan 64 ex autodefensas sin pagar fianza en Michoacán
4 abril, 2017

Comerciante denuncia amenazas de muerte; responsabiliza a Ricardo Gallardo

Jorge Torres

“Te vamos a matar como a un perro”, es lo que, aseguró, le dicen al líder comerciante Martín Ayala Torres, quien denunció amenazas de muerte en su contra vía telefónica. El afectado señaló que no tiene enemigos que pudieran ser los autores de estas llamadas, por lo cual responsabiliza al alcalde de la capital, Ricardo Gallardo Juárez, de estos mensajes, los cuales relaciona con las acciones que ha emprendido en el Frente Común de Comerciantes.

Ayala Torres relató que desde el pasado domingo comenzaron las llamadas procedentes del número telefónico 4443605005, del cual una persona de sexo masculino le dice que lo van a matar. Refirió que en las llamadas que ha recibido no le mencionan nada sobre que cese con sus actividades en el grupo de comerciantes, pues sólo se limitan a amenazarlo, y expuso que la noche del lunes recibió una llamada de la Comandancia de Abastos citándolo a las instalaciones porque uno de sus hijos estaba detenido, pero al corroborar la situación se percató de que no era cierto.

Ante estas situaciones y la constante presión por medio de llamadas de personas que buscan saber su domicilio particular, las cuales salen de la referida comandancia, ya que, explicó, él marco los números y contestaban ahí, es que hace esta denuncia pública para protegerse, aunque tampoco aseguró que sean policías municipales los que le hablen, pero “hago responsable el presidente municipal de cualquier cosa que me llegue a pasar a mí y a mi familia, no nos van a detener con esas amenazas; seguiremos adelante”.

Cabe destacar que ya se interpuso una denuncia ante la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) para que tome cartas en el asunto, porque las amenazas han ido subiendo de tono. Asimismo, externó que no ha tomado medidas de seguridad, pero en los últimos días ha preferido no salir de su domicilio o salir acompañado por sus compañeros comerciantes.