Migrantes se oponen a que Trump asista al relevo entre Peña y AMLO
23 septiembre, 2018
Revés a dictamen de cuentas públicas abriría la puerta a amparos, advierte diputado
23 septiembre, 2018

Comunidad indígena de Jalisco denuncia invasión de sus ejidos

Indígenas marchando en la CDMX en el marco del Día Internacional de los Pueblos Indígenas. Foto: Roberto García Ortiz/ archivo

Fernando Camacho Servín 

Ciudad de México. Desde hace al menos tres años, los habitantes de la comunidad indígena de San Lorenzo Azqueltán, ubicada en el estado de Jalisco, han sufrido constantes invasiones de tierras ejidales y comunales por parte de ganaderos que se apoderan de sus parcelas a través de agresiones físicas e intimidaciones, en medio de la actitud omisa de las autoridades municipales.

Así lo advirtió Fernando Ríos, secretario ejecutivo de la Red “Todos los Derechos Para Todas y Todos” (TDT), quien advirtió que de no frenarse esta serie de ataques, existe el riesgo inminente de que ocurra una escalada de violencia mucho mayor.

En charla con La Jornada, el activista explicó que a partir de 2015 han comenzado a registrarse agresiones de pequeños propietarios —muchos de ellos dedicados a la ganadería— en contra de los indígenas tepehuanos y wirrárikas que poseen legalmente las 90 mil hectáreas del territorio de Azqueltán.

A pesar de que los habitantes originarios tienen un acta virreinal de 1773 y un reconocimiento de posesión legal de sus tierras emitido por el gobierno del país en los años 40 del siglo pasado, los ganaderos han realizado varias invasiones de su territorio, al permitir que sus animales pasten en dichas zonas, para luego reivindicarlas como suyas.

Los intentos de despojo, afirmó Ríos, ocurren en el marco de un proceso iniciado en 2015 por el Décimosexto Tribunal Agrario para poner en orden legal la existencia de “pequeños lunares” de tierra propiedad de ganaderos, los cuales existen en unas 38 mil hectáreas de la comunidad.

Además de permitir que sus reses ocupen las tierras de los indígenas —lo cual destruye sus cultivos de maíz, calabaza y frijol—, los pequeños propietarios han recurrido a intimidaciones e intentos de desaparición y homicidio en contra de varias personas, los cuales son investigados en 15 carpetas de investigación, cuyo inicio pidió la Red TDT.

Frente a ello, las autoridades del municipio de Villa Guerrero han actuado de forma omisa, al dejar libres a los agresores de los indígenas, lo cual ha generado una sensación de impunidad que anima a los autores de los ataques a seguirlos cometiendo, lamentó Ríos.

Para visibilizar esta situación, la Red TDT denunció el caso ante la Relatora Especial de Naciones Unidas para los Derechos de los Pueblos Indígenas, Victoria Tauli-Corpuz, a quien le pidieron que llame al gobierno mexicano a garantizar la integridad de los habitantes de Azqueltán.

JSL
JSL