Beatriz Gutiérrez Müller presentará el lunes Colección Maderista en el Colsan
16 enero, 2019
Aprueba Senado lista de candidatos para Fiscalía General
16 enero, 2019

Desviaron en el sexenio pasado 50 mmdp de ciencia a empresas privadas

María Elena Álvarez-Buyllá, titular de Conacyt. Foto Roberto García

Arturo Sánchez Jiménez 

Ciudad de México. En el sexenio pasado, del presupuesto de ciencia y tecnología se hicieron transferencias de recursos públicos por alrededor de 50 mil millones de pesos a distintas empresas, dijo este miércoles la director general del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, María Elena Álvarez-Buyllá.

“Esto no es aceptable en un país en el que ni siquiera hemos llegado, según mis números, a invertir 0.4 por ciento del PIB (Producto Interno Bruto) en el aporte nacional a ciencia y tecnología”, comentó.

Si se junta “toda la batería de fondos y becas, estamos rondando los 50 mil millones de pesos. Aún estamos recabando los datos, porque la información está dispersa, pero tenemos un rango de confiabilidad de más-menos 15 mil millones de pesos”, explicó en una ceremonia en la sede del Conacyt, donde la física Julia Tagüeña asumió la coordinación general del Foro Consultivo Científico y Tecnológico (FCCyT).

Pese a que el presupuesto público para la ciencia ha sido “raquítico”, de él se hicieron transferencias de recursos a la iniciativa privada, “muchas de ellas grandes empresas, muchas de ellas empresas trasnacionales”.

En contraste, a la investigación básica probablemente se destinaron recursos menores, mencionó.

“No me extraña que año con año hubiera una gran cantidad de colegas en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y en otros centros públicos de investigación, que teniendo trayectorias brillantes, proyectos prometedores, grupos de investigadores esperando a continuar con sus proyectos, se quedaban sin un recurso mínimo y suficiente para poder continuar sus carreras. Así se quedaron truncados varios proyectos”.

En el futuro se deberán enfrentar los retos del país en colaboración con las universidades y los centros de investigación, así como con las empresas.

“La propuesta es pensar y trabajar activamente, invitando a los científicos, a articular, antes de repartir el dinero, grandes programas nacionales estratégicos”, explicó Álvarez-Buyllá que ejerce alrededor del 30 por ciento del presupuesto federal destinado a la ciencia y la tecnología, que este año es de casi 90 mil millones de pesos.

JSL
JSL