Dólar inicia semana con ligero avance, se vende en 19.52 pesos
17 junio, 2019
Riña en penal de Chiconautla deja un muerto y dos reos heridos
17 junio, 2019

El gobierno, imprevisible, socava la confianza de inversores: Moody’s

La calificadorea Moody's señala que en México la incertidumbre petrolera ahuyenta a la inversión. Foto: Afp

Julio Gutiérrez 

Ciudad de México. La imprevisible formulación de políticas por parte del gobierno mexicano comenzó a socavar la confianza de los inversionistas y las perspectivas económicas de mediano plazo, aseguró Moody’s Investor Services.

La firma calificadora aseguró que la decisión de la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador de apoyar financieramente a Petróleos Mexicanos (Pemex) «introduce riesgos» para la perspectiva fiscal y hace previsible la necesidad de nuevos recortes del gasto público.

De acuerdo con Moody’s , Pemex requerirá un nuevo apoyo por parte del gobierno para poder financiar su inversión ya planificada. Además, indicó la agencia, la petrolera ocupará más apoyo para poder cambiar la tendencia de caída en la producción y liquidar los vencimientos de deuda para los siguientes años.

Esta incertidumbre en torno a la situación de la petrolera, aclaró la agencia calificadora, ha aumentado las preocupaciones del mercado con respecto a la previsibilidad de las políticas y ha socavado la confianza de los inversores en la empresa productiva del Estado.

«Continuamos anticipando un año desafiante para la economía de México y prevemos que el crecimiento se desacelerará de 2 por ciento en 2018 a 1.2 por ciento en 2019.», expuso Alejandro Olivo, Director Gerente Asociado de Moody’s.

El directivo, refirió que, en caso de que dicho escenario se presente, tendrá como resultado que los ingresos públicos sean inferiores a las estimaciones gubernamentales, que requieren recortes de gastos para mantener la disciplina fiscal que se ha mostrado hasta el momento.

Otra de las decisiones gubernamentales que siguen causando desconfianza hacia el gobierno y el país, según Moody’s, es la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), pues si bien, hay interés de los inversionistas para financiar proyectos de infraestructura en el país se percibe un entorno de política impredecible lo cual no da certidumbre para los jugadores de este sector.

La agencia apuntó que los planes de consolidación fiscal esperados del gobierno federal podrían llevar a una disminución de la inversión en infraestructura pública en un futuro cercano.

“A pesar de la desaceleración del crecimiento económico, Moody’s espera que los bancos mexicanos mantengan sólidos fundamentos financieros. La desaceleración de la actividad económica presionará a varios segmentos de seguros y se espera que este efecto negativo reduzca el reciente crecimiento de las primas de la industria”, puntualizó la agencia.

Precisó que los administradores de fondos mutuos y de pensiones mantendrán su estrategia de inversión conservadora, con altas concentraciones de valores a corto plazo y altamente líquidos.

JSL
JSL