Mega exorcismo en San Luis no tiene que ver con las elecciones, asegura Priego
18 junio, 2015
Jurassic Mex
18 junio, 2015

En hospital de Soledad niegan información sobre recién nacido

Ricarlos I

Han pasado dos días desde que nació mi nieto, y en el Hospital General de Soledad no nos han querido dar informes de su condición de salud, aún cuando desde el primer día se nos dijo que nació sin complicaciones. No permiten a los abuelos entrar a las conversaciones con los doctores, según ellos por reglamento, aunque nuestros hijos sí quieren nuestra presencia, porque los dos son jóvenes, ella incluso menor de edad, denunció Pedro Ricardo Ponce García, abuelo del bebé.

“Desde el lunes que nació mi nieto se nos dijo en un principio que había nacido sin complicaciones, pero tres o cuatro horas después, simplemente se dijo que se puso mal y desde entonces no se nos ha dicho ni qué tiene, ni qué se va a hacer. Los padres del bebé son muy jóvenes, tienen 16 y 18 años, no saben mucho de salud ni cuidado de los niños”.

Lo que más nos indigna, señaló el quejoso, “es que cuando les reclamamos a los doctores y enfermeras que no nos dijeran nada, nos respondieron que si no nos gusta ya sabíamos cómo era el servicio en ese hospital, ¿por qué no nos íbamos a otro?”.

“Todos nosotros somos gente que vive al día, necesitamos acudir a hospitales públicos, se nos hace insultante que porque tenemos necesidad nos respondan de esa manera. Y no es la primera que nos hacen, cuando tuve a otro de mis hijos, me tuvieron esperando afuera del hospital durante casi un día, el niño ya tenía incluso el cordón umbilical enredado en el cuello y sin líquido amniótico, porque rompí fuente muchas horas antes, si hubiera tardado unos minutos más, posiblemente se nos hubiera muerto”, agregó la hoy joven abuela, esposa de Ponce García.

“Aparte, hoy nos dijeron que tal vez moverían al niño de hospital, pero ni siquiera nos han dicho a dónde. No se tiene el más mínimo respeto por la preocupación de los familiares, nos hacen malas caras, tanto los vigilantes como el personal médico. Ojalá que aprendieran a tener un poco más de sensibilidad, es lógico que nos preocupemos por nuestros familiares, y más por un niño recién nacido”, finalizó Ponce.

JSL
JSL