Busca PF liberar la México-Pachuca
12 noviembre, 2018
Desaloja la PF la México-Pachuca
12 noviembre, 2018

Mil 303 años de prisión, sentencia conjunta a cinco secuestradores

La banda de secuestradores operaba en un taxi en la Ciudad de México. Foto Reuters

Laura Gómez Flores 

Ciudad de México. Cinco secuestradores cumplirán una sentencia conjunta de mil 303 años de prisión y deberán pagar una multa de 6 millones 412 mil 40 pesos, informó la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México.

Las pruebas aportadas a los magistrados de la Séptima Sala modificaron la sentencia que les impuso un juez de primera instancia, quienes desde 2011 utilizaron un taxi para secuestrar, robar y abusar sexualmente contra más de 20 víctimas, sobre todo mujeres.

Tres de los imputados, precisó, fueron sentenciados por secuestro exprés agravado y abuso sexual agravado, por lo que uno cumplirá una condena de 376 años y 8 meses en prisión, y pagará una multa de un millón 849 mil 820 pesos, detalló.

Otro fue condenado a 301 años y ocho meses en la cárcel y cubrirá una sanción económica de un millón 475 mil 840 pesos; mientras el tercero recibió una sentencia de 276 años y ocho meses y se le fijó una punición de un millón 356 mil 200 pesos.

La dependencia señaló que otro de los acusados fue declarado penalmente responsable del delito de secuestro exprés y recibió una sentencia de 100 años de cárcel y fue multado con 498 mil 640 pesos.

Mientras, el quinto procesado fue sentenciado por secuestro exprés agravado y violación agravada, recibiendo una condena de 250 años en prisión y una multa de un millón 231 mil, 540 pesos, indicó.

Con base en los trabajos de campo y gabinete realizados por el personal de la dependencia, se estableció el modo de operar de este grupo delictivo, que consistía en utilizar un taxi para levantar pasaje en distintos puntos de la ciudad.

En el trayecto el conductor fingía que se descomponía el vehículo, por lo que se desviaba de la ruta impuesta por las víctimas para que subieran otros dos copartícipes, seguidos de otros dos que viajaban en camionetas.

Durante el trayecto, sometían a las víctimas a golpes, las amenazaban con armas de fuego y punzocortantes, les hacían tocamientos y les robaban dinero, objetos de valor y tarjetas bancarias, de las cuales las obligaban a darles sus números confidenciales.

Una vez realizaban los retiros de dinero de los cajeros automáticos, las bajaban del auto y uno de los imputados las abrazaba y caminaba unos metros con ellas, amenazándolas de secuestrarlas nuevamente y violarlas si los delataban.

Mencionó que, solo en uno de los casos además de golpear y despojar a la ofendida de sus pertenencias, uno de los imputados la violó.

JSL
JSL