Habilitan centros deportivos como albergues tras el sismo
20 septiembre, 2017
Ascienden a 217 los muertos por sismo
20 septiembre, 2017

Recuento de pérdidas y daños en la capital tras sismo

Derrumbe de escuela en Avenida Brujas. Foto: Carlos Ramos Mamahua

Laura Gómez, Ángel Bolaños, Raúl Llanos,
Rocío González, Josefina Quintero y Mirna Servín

La zona sur de Ciudad de México fue la más afectada por el sismo de magnitud 7.1, al concentrar el mayor número de inmuebles dañados, entre los cuales sobresale la escuela primaria Enrique Rébsamen, donde murieron 20 niños y dos profesoras, además de que 30 infantes están desaparecidos.

En la calle de Escocia, colonia Del Valle, un edificio de ocho niveles se vino abajo. Murieron tres personas.

En Gabriel Mancera 727 fallecieron tres personas.

En Petén y Emperadores, colonia Santa Cruz Atoyac, continuaban las labores de rescate de un inmueble de seis pisos, que tenía en la parte de abajo una tintorería, donde, según vecinos, todos los empleados quedaron atrapados.

Asimismo, se registró el derrumbe de un multifamiliar ubicado en la calle de Erasmo Castellanos y calzada de Tlalpan; la tienda Soriana ubicada a un costado del paradero del Metro Tasqueña; un edificio en Patricio Sanz y California, y otro en Coyoacán y Providencia, en la colonia Del Valle. Hubo un derrumbe en Irolo y Bretaña, en la colonia Zacahuitzco, además de tres edificios en calzada del Hueso y Rancho del Arco, y una iglesia en Xochimilco.

En la Unidad Habitacional Girasoles, a un costado de la Alameda del Sur, en la delegación Coyoacán, se reportaron seis personas muertas y un número similar de heridas, luego de que dos edificios colapsaran; sin embargo, aún se mantiene la alerta pues una torre más quedó ladeada, por lo que temen pueda desplomarse.

En la delegación Xochimilco se tiene un reporte de cuatro personas muertas y siete heridos.

Colapso

En la zona centro de la ciudad se reportó el derrumbe de un edificio textilero en Chimalpopoca y Bolívar, con un saldo de cuatro personas muertas; mientras en un edificio de oficinas ubicado en Álvaro Obregón 286, que junto con una parte de un centro quiropráctica contiguo quedaron reducidos a escombros, personal de la Secretaría de Movilidad apoyó en el rescate de 17 personas.

En el cruce de San Luis Potosí y Medellín el cuadro fue muy similar, pues varias oficinas colapsaron sobre una tienda de colchones y alcanzaron a dañar puestos de comida localizados en las banquetas. Aquí se reportó la muerte de una adolescente de 15 años y se rescató con vida por lo menos a cuatro personas, tres mujeres y un hombre.

En Laredo 16, un edificio de siete niveles se vino abajo y quedaron atrapadas varias personas, al cierre seguían las tareas de rescate. Por la noche, vecinos de esa zona aseguraban que en el interior de este lugar colapsado había gente atrapada que estaba mandando mensajes.

En Ámsterdam 25 existía un edificio de departamentos que también se vino abajo y rescatistas, apoyados con perros entrenados, trataban de determinar si existían sobrevivientes. Momentos antes, habían logrado sacar al menos a cuatro personas con vida.

Otros edificios se vinieron abajo en la calle de Génova 37, en la Zona Rosa; y en Vallarta e Ignacio Ramírez, en la colonia Tabacalera, así como la escuela primaria Montesquieu, en la calle Bretaña, colonia Portales.

Los tumultos en calles como 5 de Mayo y Donceles, colonia Centro, paralizaron el tránsito, mientras que la mayoría de los negocios ya desocupados bajaron sus cortinas. Los Portales del Zócalo fueron acordonados y el acceso fue restringido, al igual que en edificios públicos o privados que fueron acordonados ante los daños registrados.

En el edificio de Palma 30 el ingreso se hizo por grupos y sólo para recoger algunas pertenencias, mientras que calles adelante, megáfono en mano, un trabajador de la Procuraduría Agraria informaba al personal que ya no podía regresar a su lugar de trabajo.

La salida anticipada de oficinistas y empleados saturó las calles colapsadas también por el tránsito vehicular. No había transporte público y en vehículos particulares se daban “aventones” hasta en las cajuelas, como ocurrió en Fray Servando Teresa de Mier, donde un carril fue ocupado por la multitud que se vio obligada a caminar por kilómetros para llegar a su destino.

Cinco personas fallecieron en un edificio colapsado en la calle Paseo de las Galias, colonia Lomas Estrella, segunda sección; mientras en diversas escuelas se cayeron bardas y transformadores, pero sin reportarse víctimas, aunque se prevén graves problemas en el suministro de agua potable en diversas colonias de Iztapalapa.

Las autoridades de la delegación declararon en sesión permanente al comité de emergencias y solicitarán se asignen recursos del Fondo de Desastres Naturales, para lo cual realizará un censo de las afectaciones para entregarlo al jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera y a las autoridades que se requiera para conseguir los apoyos necesarios para los afectados del sismo.

 

JSL
JSL