Mi gobierno respetará autonomía de la CNDH: López Obrador
10 diciembre, 2018
EU cierra su oficina de servicios migratorios en Cuba
10 diciembre, 2018

Tenedores de bonos del NAIM rechazan plan de recompra

La obras del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México, fue cancelada con la entrada del gobierno federal. Foto Marco Pelaez

Israel Rodríguez 

Ciudad de México. El grupo de tenedores de los bonos emitidos por el Fideicomiso del Aeropuerto de la Ciudad de México (“MexCat”), obra que fue cancelada por la entrante administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, aseguró que ahora junto con otros inversionistas ya superan el 50 por ciento del monto total de la emisión por 6 mil millones de dólares y reiteraron que no respaldan la operación de recompra ofrecida por el gobierno federal.

Es importante recordar que hace una semana, el gobierno lanzó una oferta de recompra por casi una tercera parte de los bonos (mil 800 millones de dólares) de la deuda, oferta original que en su momento fue rechazada.

De esta manera, se desactiva la estrategia del gobierno federal de resolver esta controversia de manera rápida, justa y transparente.

A través de un comunicado, los tenedores de bonos representado por el despacho legal Hogan Lovells, informaron que junto con otros tenedores de bonos en contacto con Hogan Lovells, supera ambos 50 por ciento en monto principal de al menos una serie de los bonos y también 50 por ciento del monto principal del total por 6 mil millones de dólares de los bonos “MexCAT”.

El Grupo de Tenedores de Bonos es un conjunto de grandes instituciones internacionales de inversión, que no puede respaldar la oferta de compra y la solicitud de consentimiento de MexCAT en su forma actual, como se señala en el comunicado de prensa de Hogan Lovells del 4 de diciembre de 2018.

La firma jurídica internacional Hogan Lovells, que incluye a los socios Ron Silverman (Nueva York) y Federico De Noriega (Ciudad de México), ha sido contratada como asesora legal del grupo de tenedores de bonos de MexCAT, que en conjunto poseen poco más de 50 por ciento de un total de 6 mil millones.

Entre los inversionistas que mantienen una tenencia de bonos se encuentran firmas y fondos de inversión como PIMCO, BlackRock, Credit Suisse, HSBC, Schroder, y UBS.

Actualmente, el gobierno tiene los fondos suficientes para el pago de la oferta que se encuentran en un fideicomiso de construcción, en el cual existen alrededor de 5 mil millones de dólares.

En el comunicado emitido el pasado 4 de diciembre, el grupo de tenedores de los bonos analizó la propuesta de recompra y alberga algunas inquietudes. Estas preocupaciones incluyen, la liberación y revocación de la garantía y supuestos de incumplimiento conforme a la documentación aplicable.

El objetivo principal de la oferta de recompra y de la solicitud de consentimiento por parte del gobierno es proporcionar flexibilidad al “MexCat” en el caso de que se presenten cambios por parte de la nueva administración.

En específico, el MexCat busca comprar una tercera parte de la deuda vigente, con lo cual se prevé reducir el apalancamiento del Fideicomiso de forma significativa, y modificar los convenios de emisión de cada uno de los valores, así como los acuerdos relacionados con éstos para eliminar ciertas obligaciones y eventos de incumplimiento relacionados con el Proyecto del Aeropuerto de Texcoco, y liberar el gravamen sobre la Tarifa de Uso Aeroportuario (“TUA”).

JSL
JSL