PGR
PGR no atraerá multihomicidio ocurrido en la Narvarte
2 Agosto, 2015
militares
Militares mataron a mi hija y la hacen pasar como delincuente
2 Agosto, 2015

Anticipan que el gobierno deberá ceder más ganancia en licitaciones de crudo

licitaciones
fabio barbosa

El investigador Fabio Barbosa Foto Guillermo Sologuren

Israel Rodríguez

Ante los decepcionantes resultados de la primera licitación de la ronda uno para la exploración y explotación compartida en aguas someras en el Golfo de México, es previsible que en las próximas licitaciones la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) disminuirá los porcentajes mínimos para la puja o las áreas volverán a quedar por debajo de las expectativas, consideró Fabio Barbosa Cano, integrante del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM.

El experto en temas energéticos estimó que en caso de que los campos licitados en la ronda uno logren incrementar la producción de crudos ligeros, los resultados se verán en más de un sexenio.

El martes por la noche, el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, comentó que serán pospuestas las licitaciones en aguas profundas para contratos de exploración y extracción de hidrocarburos y se ajustarán sus términos, después de que la primera realizada quedó lejos de las expectativas del gobierno.

Dijo que se modificarán las reglas que asustaron a potenciales participantes en la licitación realizada en julio, en la que asignaron sólo dos de los 14 bloques ofrecidos, licitación en la que Hacienda estableció como mínimo una participación de 40 por ciento de la ganancia para el Estado, después de ser descontados los costos de extracción del petróleo.

La subasta realizada el 15 de julio fue la primera de las cinco planeadas en la ronda uno, que se extenderá hasta el próximo año y que efectúa la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), que regula el sector petrolero.

Barbosa Cano informó que el Subcomité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes de Estados Unidos recientemente celebró una audiencia para examinar las causas delaparentemente desilusionanteresultado de la primera subasta, en la que plantea que el gobierno mexicano debe disminuir más sus requerimientos mínimos de participación en las utilidades operativas.

La crítica, dijo, se formuló también refiriéndose a los términos y condiciones de los contratos, específicamente, los plazos o duración de los contratos.

Comentó que sería conveniente una discusión muy amplia que permita la participación de técnicos especializados para la elaboración de un diagnóstico sobre aspectos geológicos y de perforación.

Indicó que Talos Energy, la empresa licitante que fungirá como operadora e integrante del consorcio conformado por la mexicana Sierra Oil & Gas y la británica Premier Oil, ganador de los dos únicos bloques, es una pequeña petrolera con un personal de 120 trabajadores, incomparable con la experiencia que Pemex ha adquirido en el área. Los dos campos asignados establecen un porcentaje de utilidad operativa para el Estado de 51.97 y 63.67 por ciento.

Aroa de la Fuente López, del Centro de Análisis e Investigación Fundar, advirtió que pese a que a primera vista puede parecer una cantidad razonable, esta tasa se aplica después de que las empresas descuenten una serie de costos, así como regalías pagadas.

Y aquí es donde aparece el riesgo de que las compañías usen trucos contables o inflen artificialmente sus costos para disminuir los pagos, advirtió.

Francisco Garaicochea, presidente del Grupo de Ingenieros Petroleros Constitución de 1917, ha alertado que con la apertura del sector energético, las autoridades deben ser muy cuidadosas en la facturación inflada de las compañías petroleras internacionales, las cuales venderán los insumos que ellos producen para la explotación de hidrocarburos, y deducirán gastos de inversión lo que podría representar nulos beneficios para el erario.

Aseveró que múltiples estudios internacionales dan cuenta de que una práctica común de las trasnacionales son la facturación fraudulenta, por lo que los países aparentemente receptores de inversión ante la apertura de sus mercados obtienen beneficios nulos por estas prácticas ilícitas.