penal la pila
Investigan la muerte de un hombre en el penal de La Pila
28 octubre, 2015
Salud recomienda consumo mínimo de carne procesada
28 octubre, 2015

Aplazar el apagón analógico, creará asimetría entre televisoras

apagón

Entrega de televisores digitales en la delegación Álvaro Obregón, el 07 de julio de 2015. Foto Carlos Ramos Mamahua

apagón

Entrega de televisores digitales en la delegación Álvaro Obregón, el 07 de julio de 2015. Foto Carlos Ramos Mamahua

Por Miriam Posada García

México, DF. La propuesta del senador Javier Lozano para aplazar el apagón analógico, incluye restablecer señales analógicas ya cesadas, lo que representaría un retrocesos en avances logrados desde 2013, y al mismo tiempo crearía una asimétrica entre Cadena Tres, Televisa y TV Azteca , advirtió la consultoría Telconomía.

En contraste, explicó el consultor Jesús Romo la propuesta del senador Miguel Barbosa para aplazar el apagón analógico 6 meses sin dejar de hacer apagones escalonados, permitiría a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y al Instituto Fededal de Telecomunicaciones terminar antes de ese plazo, pero requeriría más recursos.

De acuerdo con cifras de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) sólo durante el primer semestre del año en curso se han gastado alrededor de 17 mil millones de pesos en la compra y entrega televisores a los hogares listados por la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL).

Estimaciones de la propia consultoría señalan que si se mantiene la fecha de 31 de diciembre como plazo para la migración a la televisión Digital Terrestre (TDT) los hogares que tendrán que hacer la transición sin asistencia gubernamental fluctuarán entre 1.5 y 2.5 millones.

Telconomía tomó como base de sus estimaciones información ofrecida por el Instituto Nacional de Estadística (INEGI) de 2014, las cuales indicaban que en México había 29.7 telehogares, de los cuales 9.2 millones tenían al menos una televisión digital, y 20.5 millones sólo podían ver televisión analógica.

Con esos datos proyectó dos escenarios para el 2015. Este año en México hay 30.1 millones de telehogares, de los cuales 20.6 millones tendrán al menos una televisión digital si el gobierno federal logra entregar el cien por ciento de los televisores comprometidos. 8 millones de telehogares tendría televisón analógica pero con un servicio de televisión restringida, por lo que 1.5 millones de telehogares tendrían que hacer la transición por sus propios medios.

En el escenario de que el gobierno sólo entregue el 90 por ciento de los televisores comprometidos habría 19.6 millones de telehogares con al menos una televisión digital; 8 millones con televisión analógica pero servicio de televisión de paga; y 2.5 millones d etelehogares tendrian que comprar el dispositivo posible para captar la señal digital.

Jesús Romo señaló que las propuestas de los dos senadores se basan en reformas al decreto de reforma constitucional aprobado por el Constituyente hace dos años, a pesar de ello la de Barbosa conserva las facultades atribuidas a la SCT y al Ifetel para la transición, con lo que podrían seguir los apagones escalonados.

En cambio la del senador Lozano “plantea un retraso de mayor magnitud”, porque al reformar el artículo Quinto transitorio del decreto prohibiría los apagones escalonados y el apagón general tendría que darse el diciembre de 2016. El Ifetel tendría que restablecer todas las señales analógicas y volverlas a apagar el año próximo.

Esta iniciativa le quitaría a la SCT la facultad para entregar cualquier tipo de dispoitivos. La facultad sería trasladada al Ifetel que podría entregar decodificadores si tuviera dinero para ellos; no podría hacer el reparto del 1 de enero de 2016 al 30 de junio por los procesos electorales que habrá en en ese lapso, y las campañas de difusión sobre el apagón serían ilegales.

Los recursos para la transición tendríuan que ser aportados por el gobierno federal y los gobiernos estatales, por lo que la iniciativa panista “genera un escenario de más constrastes con la política actual”.

Jesús Romo señaló que las restricciones que con llevan estos cambios impediría apagar en el plazo de 31 de diciembre de 2016, se necesitarían al menos 6 meses más; el presupuesto del Ifetel podría ser insuficiente, cambiaría la población objetivo al poner como beneficiarios a los empadronados en todos los programas de la Sedesol y se incurriría en duplicidades.

Acotó que ambas propuestas se basan en datos del apagón realizado en Monterrey, la encuesta encargada por el Ifetel y la realizada por Nielsen-Ibope, que nos son comparables debiso a que una mide hogares y otra persona, además de qu eno hay acceso abierto a su información.