cienfuegos
Falso, lo dicho por los medios contra el Ejército: Cienfuegos
17 octubre, 2015
Felipe
Abuchean universitarios a Felipe González en España
17 octubre, 2015

Avalan usar remanentes del BdeM para pagar deuda y reducir déficit

interés

El titular del BdeM, Agustin Carstens, en imagen de archivo. Foto Yazmín Ortega Cortés

Roberto Garduño

La mayoría de legisladores que integran la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados aprobó un dictamen de reforma que faculta al gobierno federal a destinar los remanentes del Banco de México (BdeM) al pago de deuda pública y reducir el déficit presupuestal.

El órgano legislativo expuso que con esos recursos abatirá la deuda contratada en ejercicios fiscales de años anteriores y cubrirá el déficit aprobado por el Congreso durante el ejercicio fiscal vigente.

El presidente de la comisión, Baltazar Hinojosa (del PRI), adujo que la reforma fortalecerá la política macroeconómica del país. No obstante, el representante de Morena, Vidal Llerenas, criticó el contenido del dictamen, porque permitirá al gobierno federal el uso de los remanentes para cualquier propósito. También la panista Minerva Hernández consideró que la irresponsable deuda pública no debe ser solventada con los recursos del Banco de México, que en todo caso deberían destinarse a la inversión.

Los representantes reunidos ayer en San Lázaro dieron trámite aprobatorio al proyecto de decreto por el que se adiciona el artículo 19 bis a la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria.

En el encuentro el diputado Hinojosa expuso que por lo menos 70 por ciento de los remanentes del banco central servirán para amortizar la deuda pública o a la reducción del déficit presupuestario.

El monto restante se destinará a fortalecer el Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios o al incremento en los activos que fortalezcan la posición financiera del gobierno federal.

Se contribuye a reducir la volatilidad en las finanzas públicas. La propuesta es viable al enviar una señal a los mercados de responsabilidad en materia de finanzas públicas, se señala.

Por el contrario, Vidal Llerenas, replicó que la legislación no introduce  cambios significativos ni genera más transparencia; se deja abierto el uso de los remanentes para cualquier propósito.

En tanto, Minerva Hernández coincidió en que los remanentes del Banco de México se canalicen a deuda, no obstante con objeto de matizar su respaldo reprochó la irresponsabilidad del gobierno federal porque la alta deuda no tienen por qué pagarla los mexicanos.