Nuño cancela visita a escuela por baja asistencia de alumnos
Nuño cancela visita a escuela por baja asistencia de alumnos
7 enero, 2016
China dejará de suspender operaciones bursátiles en caso de caídas
China dejará de suspender operaciones bursátiles en caso de caídas
7 enero, 2016

BdeM subasta dólares para detener caída del peso

BdeM subasta dólares para detener caída del peso

Por Roberto González Amador

México, D.F. El valor del peso cayó la mañana de este jueves a un nuevo mínimo histórico, en una tendencia de baja que llevó al Banco de México a subastar dólares de la reserva de divisas para trata de contener la depreciación de la moneda.

Esta mañana, el Banco de México ofreció y colocó mediante un mecanismo de subasta entre instituciones financieras 200 millones de dólares, a un tipo de cambio ponderado de 17.65 pesos por dólar, informó la institución.

La subasta se activó después que el tipo de cambio inició la jornada hasta en 17.95 pesos por dólar.

El Banco de México colocó los 200 millones de dólares en 12 operaciones con intermediarios financieros, que no fueron identificados por el banco central.

“Durante la jornada se espera que el tipo de cambio cotice entre 17.55 y 18.00 pesos por dólar”, comentó esta mañana Gabriela Siller, directora de análisis económico y financiero del Banco Base.

La depreciación del peso es provocada por la continuada caída en el precio internacional del petróleo, cuya exportación constituye una de las cinco principales fuentes de divisas de México. El miércoles, un barril de la mezcla de crudo mexicano de exportación cotizó en 24.75 dólares, menos de la mitad del precio previsto por el gobierno federal para este año, de 49 dólares por barril.

Además de la caída en el precio del petróleo, la aparición de señales de crisis en la economía china, la segunda de mayor tamaño en el mundo después de la de Estados Unidos, afecta el desempeño de los recados financieros en la mayor parte del mundo y el valor de las monedas.

“Lo que empezó como una desaceleración hasta cierto punto controlada en China, parece estarse convirtiendo ya en una crisis. No existe una definición en la teoría económica para crisis, pero suele aplicarse el término cuando se pierde el control sobre las variables económica”, dijo Siller.

En el caso de China, la crisis parece estarse dando en su mercado financiero, particularmente en su bolsa de valores y es probable que su sistema bancario, el cual durante 2015 dio señales de falta de liquidez, se vea seriamente afectado, apuntó.

Al inicio de la jornada, el mercado de capitales de China se desplomó 7 por ciento, lo que ocasionó que nuevamente fuera cerrado, por segunda vez esta semana.

En el año, la bolsa de Shanghái acumula una pérdida de 11.7 por ciento, equivalente a 520 mil millones de dólares, poco menos de un tercio del valor de la economía mexicana, que es de un billón 800 mil millones de dólares.

“Las autoridades chinas son poco transparentes con su información, por lo que las medidas tomadas por el Banco Popular de China, de permitir una depreciación del yuan, así como los cierres de operaciones preventivos en el mercado de capitales, en algunas ocasiones pueden estar ocasionando más incertidumbre en lugar de ayudar”, agregó Siller.

En los primeros siete días del año, China está siendo el centro de atención de todo el mundo por las implicaciones que su situación tiene sobre el resto de la economía global. En este sentido, el petróleo se vio nuevamente afectado, cayendo el precio del WTI a un mínimo desde 2004 de 32.10 dólares por barril, mientras que la mezcla mexicana de exportación se ubicó ayer en 24.75 dólares por barril, nivel que pudiera estar ya por debajo del costo de producción, apuntó.

Por su parte, el tipo de cambio alcanzó un nuevo máximo histórico de 17.7187 pesos por dólar, con lo que se incrementa la probabilidad de alcanzar 18.00 pesos durante el mes de enero, consideró.

Históricamente, dijo, la primera semana de enero se caracteriza por un bajo volumen de operaciones, pero en el 2016 el volumen se ha reactivado rápidamente como consecuencia de que las empresas han reaccionado al incremento del tipo de cambio. A pesar de las depreciaciones del peso y de la situación china, se espera que la economía mexicana muestre en el 2016 un incremento ligeramente mayor al del 2015, ya que México muestra una mayor correlación con la economía estadounidense, la cual se espera que crezca este año alrededor de 2.5 por ciento.