Aristegui
Rechazan remover a juez Silva del caso Aristegui
17 junio, 2015
Rousseff
Rousseff se opone a reducir mayoría de edad penal en Brasil
17 junio, 2015

Cae financiamiento al consumo al nivel de la recesión

financiamiento

Por Víctor Cardoso

México, DF. El financiamiento al consumo en México presenta un deterioro similar al del periodo 2007-2009, pero ahora sin el factor de la recesión económica.

Esto es, alertó la agencia calificadora Fitch Ratings, que “el estancamiento de la actividad económica, el crecimiento agresivo en los últimos años, el endeudamiento relativamente mayor de los hogares de la base de la pirámide y la competencia férrea en la industria son factores que, combinados, inciden en el deterioro de los indicadores de calidad de activos y en la rentabilidad del sector.

En un análisis emitido por la agencia sobre seis entidades calificadas señala que para este año el panorama del sector de financiamiento al consumo “se muestra adverso resultado de que la actividad económica y, por ende, los ingresos de los hogares, tendrán sólamente un incremento durante el año.

Lo anterior hace menos probable una reversión en la tendencia negativa de los indicadores de calidad de activos”.

De hecho, cifras oficiales sobre el consumo con tarjeta de crédito en el arranque del año muestran que los mexicanos dejaron de consumir alrededor de 17 mil 781 millones de pesos utilizando como medio de pago sus tarjetas de crédito; esto es, una caída de 11.7 por ciento menor al del cierre de 2014, revelan datos oficiales.

El reporte de Fitch Ratings menciona que en el financiamiento al consumo, aunque el nivel de morosidad varía por sector, “existen diferencias significativas entre aquellas entidades que otorgan financiamiento vía descuento de nómina y las que lo hacen a través de préstamos quirografarios”.

Recuerda que al cierre de 2014, el indicador de mora ajustada, es decir el impago mayor a 90 días más castigos de los últimos 12 meses, de préstamos quirografarios “aumentó a 23 por ciento desde 21 por ciento al cierre de 2012, mientras que el indicador de los préstamos con garantía sobre nómina pasó a 15 por ciento, desde 10 por ciento en el mismo periodo”.

Agrega que un eventual aumento en las tasas de interés “puede representar un obstáculo adicional para las ganancias del sector; lo anterior sucedería a pesar de que las tasas de interés cobradas por los prestamistas han mostrado su inelasticidad ante las fluctuaciones de tasas, lo que se debe principalmente a su nivel elevado y el incremento de la competencia.

Sin embargo, el costo de fondeo podría aumentar, sobre todo para aquellos con acceso limitado a fondeo minorista, especialmente en las instituciones financieras no bancarias”.