Venezuela acusa a EU de promover sabotaje en el país
11 agosto, 2015
vito planteles
Vito, en la indefinición ante problema en el Cobach
11 agosto, 2015

El nuevo alfabeto de Google

alfabeto

Mountain View. El grupo empresarial conocido como Google se llamará a partir de ahora Alphabet. Sí, como el alfabeto, mientras que el nombre de Google quedará reservado solamente a la filial de Internet.

Sin embargo, la G de Google seguirá siendo el núcleo del negocio que gana dinero, con el buscador, la plataforma de videos de YouTube y el sistema operativo móvil Android; un dinero que las otras letras del alfabeto se gastan.

La nueva estructura busca crear más transparencia en las finanzas, en una empresa en la que surgen constantemente nuevos proyectos de negocios. En la actualidad la compañía está desarrollando automóviles autónomos, termostatos y alarmas de incendios conectados en red, drones y globos para el acceso a Internet, entre otras actividades.

La restructuración muestra que los proyectos paralelos no son meros experimentos, sino que constituyen el negocio del futuro.

Además, el fundador de la firma, Larry Page, promete mayor transparencia. Se sabe desde hace tiempo que la publicidad en línea, sobre todo la que aparece en las búsquedas, financia todos los otros sectores de la firma, pero cuánto dinero va a cada sector es secreto, lo que molesta a muchos inversionistas. “Se ha especulado mucho sobre cuánto dinero meten en esos otros sectores de negocio”, comentó a la agencia Bloomberg el experto Colin Gillis. “Eso se acabará”.

Cuando en el futuro las cifras de Google se den por separado a las del resto del grupo, los flujos de dinero estarán un poco más claros.

La noticia hizo que las acciones de la compañía subieran un seis por ciento antes de la apertura de las Bolsas.

Sin embargo, la apertura también tiene sus límites. Primero porque las finanzas de las otras filiales de Alphabet se presentarán en bloque, aparte de Google. Y por otro lado sorprende que YouTube, con más de mil millones de usuarios, no se convierta en otra empresa por separado, sino que siga formando parte de Google. “Seguro que es para que no tenga que revelar su facturación, que se queda muy por debajo de las expectativas de los analistas”, comentó el servicio de análisis del sector The Information, normalmente bien informado.

Los usuarios no notarán ningún cambio, y tampoco se mueve nada en cuánto a quién está al mando. El CEO de Google, Larry Page, también estará al frente de Alphabet, mientras que el otro cofundador de Google, Sergey Brin, permanece a su lado como presidente para “ayudarlo”, escribió Page en un blog.

Los cambios también implican un ascenso para Sundar Pichai, el CEO de Google, que cada vez se fue haciendo cargo de más funciones en la empresa. Ahora, a sus 43 años es el responsable oficial de que a la compañía no le falta el dinero para nuevos proyectos. Y así Larry Page puede concentrarse en sus grandes proyectos como la alimentación del futuro o la lucha contra el envejecimiento. “Sergey y yo estamos seriamente implicados en el negocio de lanzar cosas nuevas”, escribió.

La nueva estructura traza una clara línea de separación entre el negocio principal actual y las muchas posibilidades del futuro, entre ellas el laboratorio experimental Google X, la filial de salud Calico o la de digitalización del hogar Nest.

También es un primer paso para independizar eventualmente algunas empresas más adelante, dijo el analista Jan Dawson de Jackdaw Research al Wall Street Journal. Aunque los proyectos pierden a la vez el “gancho” de la marca conocida. Se habla de los “automóviles de Google”, pero ¿quién lo haría de los “automóviles Alphabet”? Además Page también dejó claro que Alphabet no será una marca comercial.

En cualquier caso, la decisión demuestra que, como dicen Page y Brin, no quieren dirigir una empresa como las demás. El propio nombre Alphabet va en contra de las convenciones. Page no pudo contenerse e hizo incluso un juego de palabras como “Alpha-bet” (“apuesta alfa”).

Y una broma local. La web de la nueva firma es http://abc.xyz.

Allí se puede leer el mensaje de Page, pero en el octavo párrafo, si se hace clic en el punto después de la frase “drone delivery effort”, se abre un link a la web de una empresa llamada “Hooli”. El chiste es que “Hooli” es el nombre ficticio de una compañía como Google en la serie de televisión estadunidense “Silicon Valley”.