Vigilancia y seguridad alrededor de casa de transición de AMLO
12 julio, 2018
Ningún caso de dopaje en Rusia, reporta FIFA
12 julio, 2018

Empresarios de finanzas ven factible crecer al 4%

"Es una meta realista, son objetivos alcanzables y en la AMFE vamos a tratar de poner nuestro granito de arena en ese objetivo", indicó Enrique Bojórquez, presidente de la Asociación Mexicana de Entidades Financieras Especializadas. Foto: Susana González

Susana González G.

Ciudad de México. “Factible sí es” el crecimiento económico de 4 por ciento de México que se propone el gobierno del virtual ganador de la elección presidencial, Andrés Manuel López Obrador, pero alcanzarlo “está en todos nosotros, gobierno y ciudadanos”, aseveró Enrique Bojórquez, presidente de la Asociación Mexicana de Entidades Financieras Especializadas (AMFE).

“Es una meta realista, son objetivos alcanzables y en la AMFE vamos a tratar de poner nuestro granito de arena en ese objetivo”, indicó.

Aseguró que entre los empresarios de dicho sector, dedicados a brindar créditos en sectores y regiones marginados de la banca tradicional, no existe preocupación por el virtual triunfo de López Obrador.

Por el contrario, dijo que están “ocupados, entusiasmados y bastante confiados” porque se vislumbra un ambiente propicio, muy positivo y con buenas señales en el que quieren trabajar en colaboración con el nuevo gobierno.

La AMFE, expresó, hace un llamado a López Obrador y su posible gabinete financiero a impulsar una nueva regulación para las entidades financieras especializadas ya que para operar se les exigen los mismos requisitos y controles que a los bancos, incluidos los de prevención contra el lavado de dinero, cuando sus tamaños, modelos de negocios, cobertura y otras características son muy distintas entre sí.

Cuestionado sobre las perspectivas que la AMFE tiene en materia hipotecaria, sobre todo por la descentralización de diferentes secretarías a varios estados de la República, Bojórquez consideró que es “demasiado rápido” para emitir una opinión al respecto, pero lo calificó como “un cambio de visión brutal” y “un reto estructural muy fuerte e interesante” que, aunado a una nueva política de salarios en el sector público, implicará muchos retos y un gran esfuerzo porque se moverán familias enteras y se busca generar mayor dinamismo económico en ciertas regiones.

Carlos Provencio, también directivo de AMFE, descartó que vaya a producirse un boom inmobiliario por el personal público que deberá mudarse y consideró que el nuevo gobierno debe tener todo muy bien planeado, principalmente porque existe mucha información disponible sobre la vivienda existente o en construcción, así como de la población fija o flotante que existe en cada ciudad o región del país.

Bojórquez confió en que dicha descentralización no se contradiga con el objetivo de austeridad que López Obrador quiere imprimir en su gobierno.

JSL
JSL