papa
Mundo, “al borde del suicidio” por cambio climático: Papa
30 Noviembre, 2015
Desfassiux Cabello
Asegura Desfassiux que no hay línea de Ricardo Gallardo Juárez entre los diputados perredistas
30 Noviembre, 2015

En México, menos del 1% del PIB a proteger al ambiente: Inegi

pib

Por Julio Reyna Quiroz

México, DF. Los gastos en protección ambiental realizados por el sector público ascendieron a 147 mil 666 millones de pesos en el año pasado, equivalentes al 0.9 por ciento del producto interno bruto (PIB), informó este lunes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Esa cantidad se destinó al sector de la construcción con el 31 por ciento del total y a las actividades de gobierno, con el 24.6 por ciento.

El Inegi señaló que el gasto en protección ambiental en la minería fue de 21.2 por ciento, en los servicios profesionales, científicos y técnicos, con el 8.6 por ciento, mientras que en la generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, agua y suministro de gas, el gasto ascendió al 8 por ciento.

En conjunto, dijo el Inegi, estos sectores acapararon el 93.5 por ciento del total de gasto en protección ambiental.

El organismo difundió el documento Las cuentas económicas y ecológicas de México 2014, con el cual “es posible identificar el impacto ambiental del quehacer económico que deriva del agotamiento de los recursos naturales y la degradación del medio ambiente, así como el gasto que la sociedad efectúa para resarcir los daños ambientales que son consecuencia del proceso productivo de bienes y servicios”.

Explicó que el cálculo del Producto Interno Neto Ajustado Ambientalmente permite conocer que el costo económico que se tendría que asumir por los daños ambientales fue del 5.3 por ciento del Producto Interno Bruto a precios de mercado durante 2014.

“Este rubro es equivalente a los costos por el agotamiento de los recursos naturales y la degradación ambiental, que cerraron con un monto de 910 mil 906 millones de pesos”, agregó el Inegi.

El Producto Interno Neto Ajustado Ambientalmente es resultado de deducir del PIB dos tipos de costos: el consumo de capital fijo y los costos imputados por los usos ambientales, estos últimos causados por el agotamiento de los recursos naturales y por la degradación ambiental.