EU urge a Medio Oriente a tomar medidas “para calmar tensiones”
3 enero, 2016
Sismo de 6.8 grados sacude zona fronteriza entre India y Myanmar
3 enero, 2016

Estiman crecimiento de 2.7% en PIB de México

sector industrial

Especulan que el mayor dinamismo en la industria manufacturera será por la demanda externa. Foto Cuartoscuro

Por Israel Rodríguez

México, DF. En este año que inicia el crecimiento económico seguirá siendo un reto importante para la economía mexicana, advirtió el Grupo Financiero Banorte, al estimar que el dinamismo anual podía alcanzar 2.7 por ciento apoyado en el consumo interno y la inversión.

En sus perspectivas para 2016, los especialistas señalaron que de mantenerse el dinamismo en el consumo y la inversión es probable que el PIB de México podría presentar un crecimiento de 2.7 por ciento durante el 2016, ligeramente mayor al crecimiento de 2.3 por ciento que probablemente alcanzará en 2015.

En el mediano y largo plazo, consideraron que la economía mexicana podría alcanzar tasas de crecimiento en torno al 3.5 por ciento anual.

De esta manera, México será el principal motor de crecimiento de Latinoamérica, explicando alrededor de 85 por ciento del crecimiento en los próximos años. Explicaron los analistas que dada la debilidad del resto de países en Latinoamérica ya sea porque el ciclo económico depende más del de materias primas, o por que están experimentando problemas internos, como es el caso de Brasil y de Venezuela, México será el principal motor de crecimiento de la región.

Explicaron que el crecimiento de la economía mexicana en 2016 estará fundamentado por: crecimiento inercial de alrededor de 1 punto porcentual; un mayor dinamismo de la demanda interna, con lo cual consideraron que contribuirá con 1.2 puntos porcentuales al crecimiento económico; el mayor dinamismo de la industria manufacturera, gracias al mayor dinamismo de la demanda externa, particularmente proveniente de Estados Unidos el incremento de la producción automotriz generado por las inversiones realizadas en este sector y a la mayor competitividad de la mano de obra mexicana, lo cual se traducirá en una contribución de 0.7 puntos porcentuales al dinamismo de la economía mexicana.

Además, se prevé un incremento de 0.4 puntos porcentuales en el Producto Interno Bruto (PIB) derivado de las inversiones relacionadas con las reformas estructurales, particularmente la energética y en menor medida, la de telecomunicaciones; y una reducción de 0.6 puntos porcentuales producto del menor gasto público y el estancamiento de la plataforma de producción petrolera.

A este respecto, los expertos del Grupo Financiero Banorte, reconocieron que tomará algunos años ver la suma de los efectos positivos del gran esfuerzo de las reformas estructurales llevadas a cabo en los últimos dos años, “pensamos que poco a poco empezaremos a ver los beneficios en términos de crecimiento económico. En particular, en el sector energético se empezaron a asignar los primeros campos a la inversión privada, los cuales empezarán trabajos en 2016. “En este contexto, y tomando en consideración también las inversiones en la industria petroquímica,esperamos que 0.3 puntos porcentuales de crecimiento en 2016 provendrán de la instrumentación de la reforma energética”.

En el caso de la reforma de telecomunicaciones,los especialistas consideraron que las inversiones que se pueden detonar con las nuevas cadenas televisivas, así como con la licitación de parte del espectro radioeléctrico, pueden contribuir con 0.1 por ciento del PIB en el 2016.

A su vez y en menor medida, la desincorporación de activos de América Móvil– por considerarse “preponderante”-, podría impulsar mayor inversión (neta) en el sector, “sobre todo por la subinversión en infraestructura de este sector que identificamos a partir de la aprobación de la reforma”.

Especulan que el mayor dinamismo en la industria manufacturera será por la demanda externa. Foto Cuartoscuro

Especulan que el mayor dinamismo en la industria manufacturera será por la demanda externa. Foto Cuartoscuro