debate
Debate republicano, lo más visto en historia de tv por cable
17 Septiembre, 2015
fagot
Piano y Fagot protagonizan el programa de la OSSLP este viernes
17 Septiembre, 2015

General Motors deberá pagar una multa de 900 mdd por defecto en unidades

general

Fiscal Federal del Distrito Sur de Nueva York, Preet Bharara, durante una conferencia de prensa sobre el acuerdo de General Motors en las oficinas de la Fiscalía Federal en Nueva York. Foto Reuters

Por Notimex

Nueva York. La automotriz General Motors (GM) deberá pagar 900 millones de dólares como multa, bajo un acuerdo con el Departamento de Justicia, ante las acusaciones de consumidores por defectos en sus unidades que habrían causado al menos 100 muertes.

Las acusaciones contra la automotriz estadunidense se dieron porque no notificó y engañó a los consumidores sobre un defecto en los interruptores de encendido en sus automóviles que fue vinculado a más de 100 muertes.

Bajo el acuerdo, anunciado este jueves por el procurador federal del Distrito Sur de Nueva York, Preet Bharara, la empresa aceptó, entre otras medidas, pagar la multa y quedar bajo la supervisión de un monitor independiente de prácticas de seguridad por un máximo de tres años.

Bharara dijo en rueda de prensa que la automotriz fue acusada de los cargos criminales de no revelar y luego engañar a los consumidores acerca de los interruptores de encendido defectuosos.

La compañía también fue acusada de fraude electrónico y de hacer afirmaciones falsas de seguridad a los consumidores a través de internet.

El procurador federal indicó que la investigación criminal sobre problema de los interruptores de encendido defectuosos, no ha concluido y no descartó la posibilidad de que ejecutivos de GM pudieran ser acusados y procesados por la vía penal.

El acuerdo aplaza un posible enjuiciamiento a GM, dado que las autoridades federales podrían desestimar el caso si la compañía cumple con los términos del pacto.

La presidenta y directora general de GM, María Barra, expresó a través de un comunicado que “los errores que condujeron al reemplazo de los interruptores de encendido nunca deberían haber ocurrido”.

“Hemos pedido disculpas y lo hacemos de nuevo hoy”, dijo Barra.

“Nos hemos enfrentado a nuestros problemas con una clara determinación de hacer lo correcto, tanto a corto como a largo plazo. Creo que nuestra respuesta ha sido sin precedentes en cuanto a la sinceridad, la cooperación, la transparencia y la compasión”, indicó.

El acuerdo con las autoridades federales se da luego que la empresa automotriz falló por más de una década en componer los interruptores de encendido defectuosos en sus automóviles, pese a reportes de que estaban provocando accidentes, en algunos casos mortales.

Las autoridades argumentaron en la acusación que GM no se aplicó en la solución del problema y lo puso “fuera del proceso de recuperación normal”, cuando el defecto se evidenció en la primavera de 2012, de forma que tuvo tiempo para manejar el asunto.

El resultado, fue que las autoridades reguladoras no fueron alertadas del problema como lo requiere la ley federal.