Menor dinamismo que en otros años durante El Buen Fin 2014
23 noviembre, 2014
Ferguson, en espera de que se decida si hay cargos contra el policía que mató a Brown
23 noviembre, 2014

Grupos financieros bajan hasta 2.1% expectativa de crecimiento

Crecimiento económico

Compradores buscan precios en negocios en el Centro Histórico de la ciudad de México. Foto Francisco Olvera

Israel Rodríguez

Después de que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) modificó su previsión de crecimiento, las principales firmas financieras que operan en el país también ajustaron a la baja sus expectativas de dinamismo económico para 2014 ubicándolas entre 2.1 y 2.4 por ciento.

El grupo financiero BBVA Bancomer redujo su expectativa de crecimiento para la economía mexicana para este año de 2.5 a 2.1 por ciento; Banorte-Ixe de 2.7 a 2.3; Banamex la fijó en 2.4 con riesgo a la baja; Santander la bajó de 2.5 a 2.1 y Ve por Más la mantuvo sin cambios en 2.2 por ciento.

En la semana que concluyó, tanto el Banco de México como la SHCP ajustaron su expectativa de crecimiento de la economía para 2014 y 2015.

La SHCP informó el viernes pasado que modificó sus estimados a rangos de posibilidad como lo hace el Banco de México. Para 2014 fijó un rango de 2.1 a 2.6 por ciento en lugar del dato puntual de 2.7 por ciento previsto anteriormente.

Para el próximo año estipula un intervalo de 3.2 a 4.2 por ciento, en sustitución del dato puntual de 3.7 por ciento anterior.

Previamente, el Banco de México había estipulado para 2014 un rango de expansión de 2 a 2.5 por ciento y para 2015 de 3 a 4 por ciento. Los estimados previos estaban en 2 a 2.8 por ciento para 2014 y 3.2 a 4.2 por ciento para 2015.

Los analistas del Grupo Financiero Banorte-Ixe opinaron que el reporte del producto interno bruto (PIB) dado a conocer por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), que informó que al tercer trimestre la economía mexicana había crecido 2.2 por ciento anual, muestra una recuperación más incipiente de la demanda interna de la que habían inicialmente anticipado.

A ello, explicaron, hay que añadirle la fuerte recesión que actualmente atraviesa el sector minero ante la fuerte caída en la producción petrolera mexicana, la cual no habíamos contemplado en marzo, al cierre del primer trimestre de 2014. Sin embargo, se mostraron optimistas con las perspectivas para la economía mexicana en el mediano y largo plazos.

Adicionalmente, los expertos del BBVA-Bancomer revisaron a la baja el crecimiento de los primeros dos trimestres del año. Para el primero ajustaron de 0.44 por ciento a 0.36; mientras que para el segundo bajó de 1.04 por ciento a 0.90 por ciento, lo que señala que la actividad económica ha tenido un desempeño pausado en los primeros nueve meses del año, con lo que revisamos el crecimiento anual de 2014 de 2.5 a 2.1 por ciento.

Para los especialistas del grupo financiero Banamex las cifras de crecimiento en el tercer trimestre de 2.2 por ciento en términos anualizados confirman que la recuperación de la actividad económica se extendió durante el tercer cuarto del año, aunque a un ritmo más lento que el trimestre previo y al que anticipaban. De ahí que los resultados implican un riesgo a la baja, aunque moderado, para su pronóstico del crecimiento del PIB de 2.4 por ciento para todo 2014.

A su vez, los analistas del Grupo Financiero Santander advirtieron hacia adelante que los riesgos a la baja provendrán de un desempeño menor a lo esperado de la economía de Estados Unidos, un agravamiento de las condiciones globales, así como el que prevalezcan rezagos en la aplicación del gasto público y en las licitaciones de obras de infraestructura.

Por lo pronto, externaron los especialistas financieros: Hay que reconocerlo, en 2014 el desempeño de la economía, al igual que en 2013 será menor a lo previsto al inicio del año y en esta ocasión asociado a factores internos.