Poe
Ahonda investigador en un Edgar Allan Poe iniciado de la masonería
21 agosto, 2015
Realizan homenaje luctuoso a policía 
21 agosto, 2015

Hacienda ajusta a la baja el PIB y ahora lo sitúa entre 2 y 2.8%

Hacienda

Pola Strauss, vocera de Hacienda; el subsecretario Fernando Aportela, y el titular de la unidad de planeación económica, Luis Madrazo, durante la conferencia de prensa que ofrecieron ayer rtega CortésFoto Yazmín Ortega Córtes

Víctor Cardoso

La caída de la producción petrolera y los bajos precios internacionales del crudo de exportación fueron las principales causas que adujo la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para ajustar a la baja el crecimiento de la economía durante 2015. Ahora el pronóstico se ubica para todo el año en un nivel de entre 2 y 2.8 por ciento, desde una perspectiva anterior que iba de 2.2 a 3.2 por ciento.

Los especialistas del sector privado, por su parte, calculan que el crecimiento sería de 2.3 puntos porcentuales, mientras el Banco de México hizo pública la semana pasada su estimación de crecimiento de entre 1.7 y 2.5 por ciento, desde un cálculo anterior de entre 2 y 3 puntos porcentuales.

Ayer el subsecretario de Hacienda, Fernando Aportela Rodríguez, dio a conocer las expectativas del gobierno federal para el crecimiento de la economía del país, luego de que el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) hizo públicos, de manera formal, los resultados económicos del segundo trimestre.

El principal factor que influyó para la reducción del pronóstico del año, afirmó el funcionario de Hacienda, es la caída de la producción petrolera, aunada al desplome de los precios de la mezcla mexicana de exportación. El factor de la plataforma de producción petrolera ya se habría estabilizado y su impacto en el producto interno bruto (PIB) sería de 0.4 por ciento a lo largo de 2015.

No obstante la reducción en la previsión del crecimiento económico del país y de que el entorno internacional es todavía volátil e incierto, Aportela Rodríguez declaró que un crecimiento de 2.2 por ciento durante el segundo trimestre es relevante si se toma en cuenta que el promedio de las economías latinoamericanas, sin contar a México, en el segundo trimestre es de cero por ciento.

Brasil tiene un dato negativo; estamos por arriba de Chile, estamos por arriba de Argentina, es decir, tenemos tasas de crecimiento que son relevantes (Chile y Argentina avanzaron 1.9 y 0.6 por ciento, en ese orden, y Brasil se contrajo 1.2 por ciento). Tenemos una tasa de crecimiento que se da al mismo momento que tuvimos una tasa de crecimiento negativa de la producción industrial de Estados Unidos de 2 por ciento. Eso habla de una resistencia, de un factor importante de la economía mexicana, que ha resistido en términos de crecimiento este entorno externo complejo y estos efectos transitorios en Estados Unidos, como es la producción industrial negativa.

En su mensaje, el subsecretario de Hacienda afirmó que la marcha de la economía mexicana se mantiene en un crecimiento balanceado, pero impactada por el incierto panorama internacional, la volatilidad de los mercados internacionales y la caída de los precios del crudo de exportación, así como una producción menor a la estimada.

Sobre ese último punto el funcionario mencionó: la plataforma de producción, comparada con el año pasado, tenemos en promedio 165 mil barriles diarios, menos de lo que habíamos observado en 2014. Y eso sin duda hace este ajuste de 2 a 2.8 por ciento (del PIB).

Hacienda

Pola Strauss, vocera de Hacienda; el subsecretario Fernando Aportela, y el titular de la unidad de planeación económica, Luis Madrazo, durante la conferencia de prensa que ofrecieron ayer rtega CortésFoto Yazmín Ortega Córtes