Moreira, preso con los criminales más peligrosos en España
19 Enero, 2016
Concentrará penal de Durango a sentenciados por secuestro
19 Enero, 2016

La creciente desigualdad global, reto al Foro de Davos

Patrullaje policiaco cerca del centro de congresos donde se realizará el Foro Económico Mundial, en Davos, Suiza. Foto Ap

Por Ap

Davos.

La élite política y empresarial del orbe afronta un llamado para que aporte algo más que palabras contra el incremento de la de-sigualdad global de cara al Foro Económico Mundial, que tendrá lugar esta semana en el centro turístico de Davos, Suiza.

En dos informes difundidos el lunes, uno de Oxfam –que presentará su reporte anual sobre pobreza– y otro de la firma de relaciones públicas Edelman, se advierte que el aumento de la brecha entre los que tienen y los que no, tras la más reciente crisis financiera global, socava los programas emprendidos durante décadas para reducir la pobreza global y contribuye al ascenso de políticos populistas.

Edelman señaló que las de-sigualdades en la sociedad impulsan cambios políticos que podrían frenar el potencial económico.

En su encuesta anual, la firma determinó que el nivel general de confianza en las instituciones –gobiernos, negocios, medios y organizaciones no gubernamentales– entre las personas con educación universitaria en el mundo subió cuatro puntos porcentuales y alcanzó 60 por ciento, el registro más alto en los 16 años de historia del sondeo. En cuanto al público en general, la lectura de confianza subió dos puntos a 48 por ciento.

Edelman efectuó su encuesta entre más de 33 mil personas en 28 países del 13 de octubre al 16 de noviembre de 2015.

Observamos la desigualdad en confianza en el mundo, sostuvo Richard Edelman, presidente y director general. Esto tiene varias consecuencias posibles, incluido el ascenso de políticos populistas, el bloqueo a la innovación y el surgimiento del proteccionismo y la xenofobia.

Según Oxfam, la escala del problema es cada vez más evidente: 62 personas poseen una riqueza equivalente a la de la mitad del planeta. Esta cifra contrasta con las 388 de hace cinco años, cuando la economía global apenas emergía de su recesión más profunda desde la Segunda Guerra Mundial.

Pesea a que la riqueza de la mitad más pobre de la población mundial –más de 3 mil 600 millones de personas– ha caído en un billón de dólares desde 2010, la fortuna combinada de la élite se ha elevado en alrededor de medio billón de dólares, señaló Oxfam en su informe.

Aunque reconoce que abordar las desigualdades se ha vuelto parte de las discusiones en Davos, Oxfam afirmó que ha llegado la hora de que los participantes hagan más que simplemente admitir que existe el problema, en especial si tienen la intención de alcanzar los objetivos de reducción de la pobreza.

Simplemente es inaceptable que la mitad más pobre de la población mundial tenga posesiones que no superen las de unas decenas de personas superricas, que caben en un solo autobús, expresó Winnie Byanyima, directora ejecutiva internacional de Oxfam.

Los paraísos fiscales, agregó, son la parte central de un sistema amañado que permite a las grandes corporaciones y a los individuos muy ricos evitar el pago de su parte justa de impuestos.

Desafío a los gobiernos, compañías y élites en Davos a que cumplan su parte para poner fin a la era de los paraísos fiscales, que fomentan la desigualdad económica e impiden a centenares de millones de personas salir de la pobreza, declaró Byanyima.