prisión domiciliaria
Penalistas objetan que la PGR tuerza la ley para mantener presa a Gordillo
17 noviembre, 2015
torre cardenal
Cierran una vez más Torre Eiffel por seguridad
17 noviembre, 2015

La creciente desigualdad, riesgo para la sociedad, alerta G-20

G-20

Manifestantes protestaron ayer en forma pacífica en la ciudad turca de Antalya contra la cumbre del G-20 y la intervención de Estados Unidos en Medio Oriente. La policía detuvo a decenas de personas. Unos 500 jóvenes pertenecientes a la asociación nacionalista turca llevaban figuras de cartón con la imagen del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, para denunciar las intervenciones estadunidenses en Medio Oriente. La policía permitió al grupo marchar, pero con la condición de que no llevaran las figuras de cartón. Integrantes de grupos izquierdistas y sindicatos también realizaron una manifestación contra el G-20Foto Reuters

Dpa, Xinhua, Afp y Reuters

Belek, Turquía.

El crecimiento económico mundial es desigual y sigue por debajo de nuestras expectativas, concluyeron los representantes de las naciones que forman parte del Grupo de los 20 (G-20), durante su participación en la décima reunión que se lleva a cabo en Turquía.

Allí el G-20 reafirmó su objetivo –fijado el año pasado– de un crecimiento mundial del producto interno bruto (PIB) de 2 por ciento más hasta 2018, frente a los valores de 2013, y dice que ya ha recorrido más de un tercio del camino necesario para conseguirlo.

Para el G-20 las crecientes desigualdades en muchos países pueden constituir un riesgo para la cohesión social y el bienestar de nuestros ciudadanos, dice en su declaración final. Los jefes de Estado y de gobierno añaden que quieren crear más empleos y de mejor calidad y, hasta 2025, reducir 15 por ciento el número de jóvenes en alto riesgo de quedarse permanentemente atrás en el mercado laboral.

Los líderes del G-20 apoyan un plan para combatir la evasión fiscal, con la finalidad de conseguir un sistema impositivo justo y moderno a nivel mundial. El objetivo es garantizar que las compañías paguen impuestos allí donde hacen sus inversiones y captan sus ganancias.

Sobre el cambio climático, que junto con otros tópicos políticos de actualidad se aborda novedosamente, el grupo precisó que reafirma el objetivo de limitar el aumento de la temperatura del planeta a dos grados, y muestra su determinación de alcanzar un acuerdo legalmente vinculante en la cumbre sobre el clima que se celebrará el mes próximo en Francia. El acuerdo de París tiene que ser justo, equilibrado, ambicioso, durable y dinámico, indica, pero no se pronuncia sobre una cláusula polémica que pretendía garantizar que se siga avanzando en la reducción de emisiones. Tampoco menciona los planes de proveer a los países en desarrollo con 100 millones de euros al año a partir de 2020, con el propósito de mitigar los efectos del cambio climático.

El presidente chino, Xi Jinping, expresó durante la reunión de líderes del G-20 en Turquía que el mundo necesita con urgencia nuevas fuentes de crecimiento económico, reportó la agencia de noticias Xinhua.

Xi expuso que la cumbre de 2016 que se realizará en la ciudad china de Hangzhou el 4 y 5 de septiembre, se centrará en reforma e innovación, en el mejoramiento de la gobernabilidad económica y financiera global, y en el fortalecimiento de la representación de los mercados emergentes y países en desarrollo, reportó Xinhua.

El tema de la cumbre será: Construir una economía mundial innovadora, fortalecida, interconectada e incluyente, declaró Xi Los preparativos de China, expuso el presidente a los líderes mundiales, se centrarán en innovar los patrones de crecimiento, mejorar la gobernanza económica y financiera mundial, impulsar el comercio e inversión internacionales y promover un desarrollo inclusivo e interconectado.

Al explicar la elección del tema y las prioridades que maneja China, Xi señaló que aunque el mundo ha salido de la crisis, la recuperación sigue siendo muy frágil y el crecimiento carece de vigor.

Las tendencias y políticas de las principales economías se están volviendo cada vez más divergentes, asentó. Tenemos una aguda necesidad de nuevas fuentes de crecimiento para impulsar una nueva ronda de prosperidad de la economía mundial, indicó.

En su turno, el ministro argentino de Economía, Axel Kicillof, pidió reglas para una nueva arquitectura financiera internacional, al disertar en la segunda jornada de la cumbre del G-20.

El funcionario, quien asistió en representación de la presidenta Cristina Fernández, destacó la necesidad de aplicar “acciones conjuntas a escala mundial ante los riesgos que representan los fondos buitres (holdouts) sobre los procesos de restructuración de deudas soberanas”.