Barco ‘Rainbow Warrior’ de Greenpeace llega a Cozumel
7 diciembre, 2016
Localizan cuerpo de líder transportista en Zumpango, Guerrero
7 diciembre, 2016

La expansión del crédito “es sostenible”: Asociación de Bancos de México

El presidente de la Asociación de Bancos de México, Luis Robles Miaja (derecha) en imagen del 19 de julio de 2016. Foto José Antonio López

Roberto González Amador

Ciudad de México. El ciclo de expansión del crédito, el más prolongado desde que existen registros, “es sostenible”, aún cuando la economía en conjunto muestra señales de menor crecimiento, aseguró este miércoles Luis Robles Miaja, presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM).

En el último año, el crédito de la banca a empresas y familias creció a un ritmo de 11.7 por ciento, 5.7 veces más del repunte del producto interno bruto (PIB), sostuvo Robles Miaja en una conferencia de prensa. El avance en la colocación de préstamos se registró en todos los segmentos de la actividad, al tiempo que la cartera vencida –los préstamos que no han sido pagados en las condiciones pactadas por más de tres meses—es menor de la registrada el año pasado, añadió.

El crecimiento del crédito otorgado por la banca se ha dado en un contexto “complejo” para la economía mexicana, como la caída en el precio internacional del petróleo, el menor crecimiento de las exportaciones –que aportan un tercio del PIB–, aumento de tasas de interés y, recientemente, el resultado de la elección presidencial en Estados Unidos, expuso.

El motor del crecimiento interno se ha sostenido, el del sector externo se recuperará en los siguientes meses y, en este sentido, la solidez de la banca y el otorgamiento responsable de crédito es el tercer motor que mantendrá el crecimiento económico, dijo.

La tasa de crecimiento de los créditos al consumo de personas y empresas –segmento que incluye el otorgado mediante la tarjeta de crédito, nómina y para compra de auto—creció el último año 13.4 por ciento, superior al 10.8 por ciento del aumento registrado en 2015, señaló – Robles Miaja.

Mientras tanto, los préstamos de la banca a las empresas aumentaron a un ritmo de 17.4 por ciento, dos décimas de punto menos que hace un año; el crédito a la vivienda subió 10.9 por ciento, nivel menor al de 11.3 por ciento en 2015.

En cambio, la cartera vencida de la banca es equivalente a 2.3 por ciento del crédito vigente, nivel menor en medio punto porcentual al de 2.8 por ciento registrado el año pasado, añadió.

“El crecimiento del crédito obedece a que la banca ha prestado bien, a que se están generando empleos en México y a que el poder adquisitivo del salario ha crecido”, debido a que los aumentos promedio han sido superiores a la inflación, sostuvo el presidente de los banqueros. “Otro elemento importante es que la gente ha aprendido cómo utilizar mejor el crédito”, apuntó.

Adicional al desempeño en el segmento de consumo de personas y familias, el dinamismo del crédito a la actividad económica, que es el otorgado a las empresas es alto y seguimos con una cartera sana, añadió Robles Miaja.

El aumento en la demanda de crédito por parte de los consumidores y de las empresas ocurre en un momento en que las encuestas sobre la confianza del consumidor y las de percepción entre los directivos de compañías muestran un estado de pesimismo respecto de la situación económica del país y la percepción para los siguientes 12 meses.

A este respecto, Robles Miaja comentó que “sigue habiendo una enorme distancia entre la percepción de los consumidores y de los directivos de empresas y la realidad económica del país”, una situación que calificó como “muy preocupante”.

“Cómo es posible que la gente diga que está mal la economía y las ventas en las tiendas de autoservicio y supermercado crecen a doble dígito; si hay ventas récord de automóviles y el comercio en general del país crece, se crea empleo y aumenta el poder adquisitivo”, planteó. “No hay lógica”, consideró.

“Lo que planteo es que está demasiado abierta la brecha entre la percepción y la realidad económica y se mete en el mismo saco la molestia por algunas situaciones y  con la economía y eso genera que la percepción no concuerde con la realidad”.