atletico
Atlético San Luis ya cuenta con sus refuerzos extranjeros
7 agosto, 2015
Trump
Amaga Donald Trump con ser candidato independiente
7 agosto, 2015

Malestar social y bajos precios petroleros, riesgos para crecer

petróleo

Roberto González Amador

El malestar social y la caída en los precios del petróleo, la principal fuente de ingresos del Estado, fueron identificados por Bank of America Merrill Lynch como dos de los principales riesgos para el crecimiento de la economía mexicana. En ese marco, previó una mayor contracción del gasto en la segunda mitad de este año.

Los principales riesgos para el crecimiento de la economía son a la baja, ya que una mayor caída en la producción de petróleo sigue representando un riesgo, al tiempo que el malestar social continúa, consideró Carlos Capistrán, economista en jefe para México de la firma estadunidense.

De manera adicional, un crecimiento del producto interno bruto (PIB) menor a lo esperado en Estados Unidos, así como una normalización desordenada de tasas de interés en ese país y menores precios del petróleo son los principales riesgos externos, añadió.

La economía mexicana mostrará una recuperación en los siguientes meses, impulsada por las exportaciones no petroleras hacia Estados Unidos, previó.

Sin embargo, el gasto público se contraerá durante la segunda mitad de 2015 y el consumo privado probablemente se moderará, expuso Capistrán.

El gobierno anunció el 30 de enero una reducción de 124 mil 300 millones de pesos en el gasto público de 2015, equivalente a 0.7 por ciento del PIB, por la caída en los ingresos petroleros debido a la baja en el precio internacional del crudo. En abril anticipó una disminución de un monto similar en el presupuesto de 2016, cuya propuesta será entregada al Congreso a más tardar el 8 de septiembre.

Los recortes de gasto para 2015 y 2016, junto con la programada reducción de medio punto porcentual en el déficit público, implican unaconsolidación fiscal (reducción de gasto) de más de 2 puntos porcentuales del PIB entre 2015 y finales de 2016, dijo el economista de Bank of America Merrill Lynch.

Cada punto porcentual del producto interno bruto equivale a unos 178 mil millones de pesos. Así, el ajuste fiscal –que será la suma del recorte en el gasto público más la reducción del déficit fiscal– entre febrero de 2015 y diciembre de 2016 rondará 356 mil millones de pesos, a precios actuales. Esta cantidad es más del doble del presupuesto anual en salud, que en 2015 ronda 135 mil millones de pesos, y supera el gasto en educación, el mayor renglón de todo el presupuesto de egresos de la Federación, que este año se sitúa en 305 mil millones de pesos, de acuerdo con datos oficiales.

La contracción (en el gasto) en el segundo semestre de 2015 probablemente será grande y los riesgos son que el impacto sea negativo sobre el consumo interno y en las inversiones en el sector privado a finales del año, apuntó Carlos Capistrán.