En AL 30 millones de jóvenes no estudian
15 octubre, 2015
comisiones
Propone el PRI recortar 100 diputados plurinominales
15 octubre, 2015

Menos de tres semanas duró jefe de Volkswagen

VW

S&P precisó que la nueva calificación de VW podría volver a ser degradada en uno o dos peldaños en futuro cercano. Foto Reuters

Reuters, Ap y Dpa

Berlín.

El ejecutivo designado por Volkswagen hace menos de tres semanas para dirigir el negocio en Estados Unidos abandonará al grupo, lo que merma los esfuerzos de la compañía por recuperarse de un escándalo por la adulteración de pruebas de emisiones de gases en sus vehículos diésel.

Winfried Vahland, actual consejero delegado de la división checa Skoda, dejará la empresa ante las diferencias de opinión sobre la organización del negocio de la compañía en Estados Unidos. A su vez, Volkswagen salió al paso de la versión de que por lo menos una treintena de ejecutivos están involucrados en el escándalo por la manipulación de emisiones de gases. El número carece de todo fundamento, dijo un vocero.

Volkswagen insiste en que un número reducido de directivos había sido responsable de la instalación sistemática en coches con motores diésel de un software que permitía simular emisiones de gases contaminantes más bajas. El diario alemán Spiegel indicó que el número de ejecutivos implicados era de por lo menos 30. Volkswagen anunció a principios de mes que había contratado los servicios de Jones Day para investigar el engaño detectado en 11 millones de automóviles en todo el mundo. El nuevo responsable del grupo, Matthias Müller, informará mañana sobre los progresos de las investigaciones internas a unos 400 altos ejecutivos en una reunión en la sede de la subsidiaria Porsche en Leipzig.

La armadora reveló a autoridades de Estados Unidos que sus modelos diésel 2016 también incluyen un software que podría ayudar a sus vehículos a emitir menos emisiones en las pruebas. La automotriz confirmó a The Associated Press que el dispositivo auxiliar de control de emisiones en cuestión opera de forma separada del polémico dispositivo incluido en los modelos 2009 a 2015.

En Madrid se informó que el crecimiento de las ventas de Seat, filial de Volkswagen, se frenó en el tercer trimestre antes de virar a la baja en octubre.