Marcas retiran publicidad de YouTube por imágenes sexualizadas de niños
24 noviembre, 2017
Secuestran a funcionario de DH en Guadalajara
24 noviembre, 2017

Padecen microfinanzas cierre “discriminatorio” de cuentas bancarias

Susana González

Ciudad de México. El sector de las microfinanzas, enfocadas a atender población de bajos recursos marginadas por el sistema bancario, sigue padeciendo el cierre “discriminatorio” de cuentas por parte de los grupos financieros que operan en el país, y ahora enfrentan el reto de incorporarse a nuevos servicios financieros tecnológicos, coincidieron funcionarios y representantes del sector durante el 16 Encuentro Nacional de Microfinanzas.

Los bancos cierran las cuentas de los microfinancieras sin que tengan antecedentes negativos al respecto y un posible origen de ellos es la regulación en materia de lavado de dinero, denunció Aurora Vignaud, presidente de Prodesarrollo.

Si bien señaló que el cierre de cuentas bancarias no es privativo de México porque sucede en todo el mundo y es una batalla que ya han enfrentado hace mucho tiempo, consideró que se han registrado picos en los últimos años, Incluso dijo que fundaciones y organizaciones civiles también son víctimas de lo que llamó “discriminación bancaria”.

Prodesarrollo contabiliza a la fecha 248 cuentas cerradas por los bancos entre las microfinancieras con las que trabaja. La mayoría pertenecen a Banamex, con 107 expedientes, seguida de HSBC con 40 y Bancomer con 39, mientras que el resto se divide entre Soctiabank Santander y Banorte.

Viganud también se quejó de que a las microfinancieras se les pretenda aplicar la misma metodología del costo total anual (CAT) que a los bancos cuando son instituciones financieras completamente distintas con costos de operación muy diferentes.

En contraste con esa problemática, en el 16 Encuentro Nacional de Microfinanzas, organizado por el Programa Nacional de Financiamiento al Microempresario y a la Mujer Rural (Pronafim), se plantearon los nuevos retos que afrontaran las microfinancieras ante la irrupción de los servicios financieros tecnológicos, conocidos como Fintech.

Cinthya Villarreal, coordinadora del Pronafim, descartó que las microfinancieras vayan a ser desplazadas por las Fintech. Enfatizó que de lo que se trata es de capacitarlas y consideró que en la medida que logren incorporarse a las nuevas tecnologías podrán ampliar la cobertura de financiamiento entre la población, incluso en zonas más aisladas del país, lo que se verá reflejado en mayor competencia, mejorar créditos y eventualmente una baja en las tasas de interés. Coincidente con ella, Oscar Robles de la empresa Epesos señaló que las Fintech y las microfinancieras tradicionales se complementarán entre sí.

Carlos Orta, vicepresidente de política regulatoria de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), señaló que el principal riesgo de las Fintech son los ciberataques y determinar quiénes están detrás de las plataformas mediante las cuales operarán, para evitar acciones lavado de dinero y financiamiento al terrorismo.

Si bien aclaró que la iniciativa de ley sobre las Fintech que actualmente se discute en el Senado no convertirá a México en el primer país del mundo ni de América Latina que la tenga porque en muchos países ya existen regulaciones al respecto, lo que la caracteriza es que si será la primera que engloba de manera conjunta y “bajo un mismo paragüas” varios aspectos del sector. También mencionó que se trató de hacerla flexible para ser adaptable a la innovación y los nuevos productos que surjan y que en todo caso se deja en manos de los organismos reguladores que los reglamentos al respecto se modifiquen cuando sea necesario.

Bernardo González, jefe de la unidad de banca de la Secretaría de Hacienda, confió en que la ley sea aprobada este año y mencionó que no es necesaria para que redes como Facebook ya puedan hacer financiamientos.