reivindicar
Carreras tiene la gran oportunidad de reivindicar a su partido: PAN
2 Septiembre, 2015
Peña
No habrá mayores ni nuevos impuestos, asegura Peña
2 Septiembre, 2015

Panorama económico “menos favorable” para 2016: Moody’s

Moody's

Panorama económico “menos favorable” para 2016: Moody'sMéxico, DF. Las condiciones para el crecimiento económico de México se volvieron “menos favorables”, en medio de un deterioro en el entorno internacional, aseguró este miércoles la calificadora Moody’s Investors Service. Las reformas impulsadas por el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto no mejorarán las tasas de avance de la actividad productiva en el país sino hasta 2017 y 2018, aseguró.

“Este año y el que vienen son difíciles. En eso no hay incertidumbre. Viene un periodo de ajuste”, consideró Mauro Leos, responsable en Moody´s de las calificaciones de deuda de los gobiernos en América Latina.

Uno de los retos que enfrenta la actual administración es lograr una mayor disciplina fiscal, que reduzca el déficit fiscal –la diferencia entre ingresos y gastos del gobierno- y reducir el nivel de deuda gubernamental, respecto del tamaño de la economía, dijo Susana Knapp, directora de Moody´s Investors Service para América Latina.

“Las condiciones para el crecimiento de México en 2015 y 2016 son menos favorables de lo originalmente contemplado”, sostuvo Knapp, al hablar en la 16 Conferencia Anual México organizada por la firma de calificación de inversiones. El conjunto de reformas económicas impulsadas por el gobierno del presidente Peña Nieto y aprobadas por el Congreso pueden elevar el potencial del crecimiento del producto interno bruto (PIB, la medida más amplia del desempeño de la economía) a un nivel de entre 3 y 4 por ciento, aunque ello, sostuvo Knapp, no ocurrirá sino hasta 2017 y 2018, los últimos dos años de la administración.

En las últimas tres décadas, el PIB de México creció a una tasa promedio anual de 1.9 por ciento. “Los beneficios de la reforma en cuanto a mejorar el crecimiento económico tomarán más tiempo de lo que las autoridades contemplaban inicialmente, en especial la energética”, dijo. La reforma energética eliminó las restricciones para que empresas privadas de México y el extranjero participaran en actividades reservadas al Estado en los sectores de petróleo y electricidad.

Cambio de tendencia hacia un mayor endeudamiento

En el mismo foro, Mauro Leos, responsable en Moody´s de las calificaciones de deuda de los gobiernos en América Latina, advirtió sobre un cambio en la tendencia de endeudamiento público en México, ocurrido desde el inicio de la actual administración.

Si bien, dijo, los niveles de deuda gubernamental respecto del PIB en México son menores que otras economías de la región, en los últimos tres años se ha dado un crecimiento que dejó de ser coyuntural para convertirse en una tendencia. Mejorar la perspectiva de calificación de la deuda gubernamental dependerá de que esa tendencia comience a revertirse.

La deuda del gobierno mexicano es ahora equivalente a 33 por ciento del producto interno bruto, es decir, del valor de la economía, cuando hasta hace tres años esa proporción se había mantenido en torno a 20 por ciento, dijo Mauro Leos. “Claramente hubo un cambio de tendencia. No fue un salto, sino es una tendencia. Esperamos que esa razón deuda respecto del PIB se estabilice y eso es coincidente con el mensaje del gobierno”, añadió.