aeropuerto
Dólar abre a $17.38 a la venta en el aeropuerto capitalino
26 agosto, 2015
Desentraña Eduardo Monteverde mitología y saberes de la medicina
26 agosto, 2015

Pemex, con elevada deuda y en continuo deterioro, dice Moody’s

Pemex

El precio del petróleo tuvo un rebote técnico ayer en Nueva York, un día después de haber caído a su menor valor en seis años, pero el mercado sigue pesimista. La mezcla mexicana de petróleo de exportación se mantuvo por debajo de 35 dólares por barril, pese a ganar 41 centavos, con lo que se ubicó en 34.16 dólares. El light sweet crude (WTI) para entrega en octubre aumentó 1.07 dólares, a 39.31, y se mantuvo por debajo de los 40 dólares a los que cayó el lunes. En Londres el crudo Brent del Mar del Norte se negoció en 43.21 dólares el barril, con una ganancia de 52 centavos o 1.21 por cientoFoto Ap

Víctor Cardoso

La calificadora de deuda Moody’s puso en revisión para posible baja la calificación de Petróleos Mexicanos (Pemex), debido a la débil generación de efectivo y el perfil financiero de la compañía en lo que va de 2015, además de que en opinión de esos expertos financieros, la petrolera continuará su deterioro en los próximos años. La generación de efectivo se debilitó debido a los menores precios del petróleo y ocasionará grandes necesidades de endeudamiento en el futuro próximo.

En un reporte difundido ayer entre la comunidad inversionista a través de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), Moody’s hizo el anuncio de que colocó las calificaciones en escala global, moneda local y extranjera de A3 y las calificaciones en escala nacional de México de Aaa.mx de Pemex en revisión para posible baja.

La calificadora, una de las tres más influyentes a escala mundial y que también certifica la calidad de la deuda del gobierno mexicano, justificó su decisión en torno del débito de Pemex porque la depresión de los precios del petróleo reducirá aún más la generación de flujo de efectivo de Pemex y ocasionará que incremente el apalancamiento del balance general por varios años.

El reporte de la calificadora destaca que la petrolera mexicana ha incrementado su deuda durante años para financiar grandes desembolsos para pago de impuestos, derechos e inversiones de capital, sin lograr incrementos sostenidos en la producción ni eficiencias operativas. Añade: aun cuando los precios del petróleo se encontraban en su nivel pico en 2014, el flujo de efectivo operativo de 9 mil 100 millones de dólares fue insuficiente para cubrir los desembolsos para inversiones de capital de 15 mil 700 millones de dólares.

Información oficial de Pemex al cierre del primer semestre de este año indica que sus pasivos se elevaron a 3 billones 60 mil 176 millones de pesos, cifra 938 mil 443 millones de pesos superior al monto en que están valorados sus activos. Esto implica que el valor de los activos de la petrolera mexicana es 44 por ciento menor al monto alcanzado por sus adeudos.

Sobre esta situación, el reporte de Moody’s menciona que la compañía (Pemex) tendrá necesidades de endeudamientos mucho mayores para financiar el flujo de efectivo libre negativo ahora que los precios del petróleo cayeron más de 60 por ciento en relación con el año pasado. Advierte: “a menos que el gobierno provea importantes inyecciones de capital o reduzca la carga fiscal y derechos de manera significativa, Moody’s espera que Pemex tenga necesidades de endeudamiento mucho mayores en 2016 y 2017, lo que incrementará los saldos de deuda muy por arriba de los niveles históricos en tiempos en los que la producción se encuentra estancada, y la rentabilidad y el flujo de efectivo están muy débiles”.

La calificadora recordó que la actual nota de Pemex está basada en las grandes reservas de la compañía, su producción promedio de petróleo, operaciones integradas en la industria energética de México y su posición “de líder exportador de crudo a Estados Unidos. Sin embargo, puntualiza el reporte,las calificaciones de Pemex también consideran la fuerte carga fiscal y el creciente apalancamiento de la compañía; los desafíos relativos a la producción, la cual ha caído gradualmente en los últimos años debido a la limitada capacidad que tiene la compañía para invertir. Además, la falta de una clara política financiera con respecto al apalancamiento de deuda objetivo (que) también restringe las calificaciones de Pemex.

Estrategias para reducir costos

En una nota: “Postura de Pemex en relación con el anuncio de Moody’s”, la petrolera mexicana dijo que no es la única afectada por la caída de los precios internacionales del petróleo y que en el último año ocho de las principales empresas petroleras a nivel mundial han tenido una revisión a la baja en su calificación o perspectiva crediticia.

En su caso particular, afirmó, ya se tomaron medidas para atemperar los efectos de la baja en la producción y en los precios del crudo, como el recorte de su presupuesto por 62 mil millones de pesos anunciado en febrero pasado. Añadió que se ha trabajado en diferentes frentes para contener y reducir sus costos, incluyendo la renegociación de contratos con proveedores y reducciones de gastos en servicios personales.

Adicionalmente se busca mejorar las finanzas de Pemex mediante la renegociación del contrato colectivo de trabajo para disminuir el pasivo pensionario mediante un convenio entre empresa y sindicato, que ponga las bases para reducir el pasivo pensionario de la empresa en un plazo no mayor a 90 días naturales, además de que una parte de ese pasivo sea asumido por el gobieno federal.

En el texto Pemex mencionó que como parte de la estrategia se buscan asociaciones en importantes proyectos con inversionistas privados en toda la cadena productiva, las cuales se darán a conocer en los próximos meses.