Mbappé y Pelé intercambian elogios en redes sociales
16 julio, 2018
EU demanda a México por replicar a los aranceles
16 julio, 2018

Prevén cambios en industria aeronaútica tras el Brexit

Airbus, su competidor europeo, respondió haciendo público un pedido de 27 aviones A350 de la compañía china Sichuan Airlines y la taiwanesa Starlux. Foto: Afp

Afp

Farnborough. Las autoridades británicas intentan tranquilizar a la industria aeronáutica, preocupada por el Brexit, que está reunida desde este lunes en el salón de Farnborough, donde anunciaron el desarrollo de un nuevo avión de combate y otros compromisos con la investigación.

La competencia habitual entre Airbus y Boeing para conquistar el máximo de contratos comenzó sin duda en esta gran misa del sector en una zona cerca de Londres, aunque los ojos de los profesionales también están pendientes de los políticos a menos de nueve meses de que Reino Unido abandone la Unión Europea.

La primera ministra británica, Theresa May, estuvo presente en la apertura de este salón en el suroeste de Londres, y recordó que Reino Unido pretende ser «uno de las mejores países para las empresas aeronáuticas y un líder mundial en innovación» en el sector aéreo, a pesar de la incertidumbre por la aparición de nuevas barreras comerciales después del Brexit.

May también anunció la construcción de un nuevo avión de combate, a través de un proyecto conjunto entre los grupos británicos BAE y Rolls Royce, el italiano Leonardo y el fabricante europeo de misiles MBDA. Un proyecto que requerirá una inversión de 2 mil millones de libras (2 mil 655 millones de dólares).

Además, May se reunió con el presidente de Airbus, Tom Enders. Este último había advertido en varias ocasiones sobre los peligros que conllevaría un «Brexit duro» para el gigante europeo de la aviación, obligándolo incluso a suspender sus inversiones en Reino Unido, donde fabrica las alas de sus aviones.

En las primeras horas del salón de Farnborough, el grupo estadounidense Boeing anunció un pedido de 14 aviones del modelo 777 para la compañía de transportes DHL, por 4.700 millones de dólares.

Airbus, su competidor europeo, respondió haciendo público un pedido de 27 aviones A350 de la compañía china Sichuan Airlines y la taiwanesa Starlux.

Los dos grandes fabricantes también informaron sobre importantes operaciones en los modelos de media distancia, con la venta de 30 Boeing 737 MAX para el grupo arrendador de aviones Jackson Square Aviation (por 3 mil 500 millones de dólares) y 50 A320 (por 5 mil 500 millones).

Por otro lado, el fabricante brasileño Embraer recibió un pedido de 25 jets E175 de 70 asientos de la estadounidense United Airlines, valorados en mil 100 millones de dólares a precio de catálogo, para empezar a entregar en el segundo trimestre de 2019, informó el grupo en un comunicado sobre este contrato firmado en Farnborough.

– Guerra comercial –

Estos anuncios reflejan la buena salud del sector aéreo, cuyo volumen de negocios se duplicará durante los próximos veinte años.

«Seguimos viendo cómo crece el mercado aéreo de manera muy importante», declaró el domingo el presidente de Boeing, Dennis Muilenburg, quien afirmó «que han revalorado al alza sus previsiones para los próximos veinte años».

En sus previsiones publicadas la semana pasada, Airbus prevé que durante los próximos veinte años se necesitarán 37 mil 390 nuevos aviones, por un valor de 5,8 billones de dólares.

Airbus calcula que en 2037 habrá una flota mundial de 48 mil naves, tras un crecimiento anual del tráfico aéreo del 4,4%.

Boeing publicará el martes sus previsiones detalladas en el segundo día del salón de Farnborough.

Airbus y Boeing salen reforzados de su rivalidad y su dominio del mercado se ha incrementado gracias a sus alianzas con competidores menores, el grupo canadiense Bombardier y el brasileño Embraer, respectivamente.

Anunciada en octubre, la importante alianza entre Airbus y Bombardier entró en vigor a principios de julio. Estos dos grupos esperan vender «al menos 3 mil aviones» durante los próximos años, lo que representaría el 50% del mercado.

Boeing anunció un acuerdo con Embraer, que entrará en vigor en 2019, para hacerse con la totalidad de las actividades civiles de este fabricante brasileño, a cambio de 3 mil 800 millones de dólares.

A pesar de las buenas perspectivas, la patronal del sector aéreo expresó sus dudas por la incertidumbre del Brexit y la amenaza de una guerra comercial entre China y Estados Unidos.

«El sector aeronáutico se beneficia de un comercio mundial, un comercio libre y abierto», aseguró el presidente de Boeing.

JSL
JSL