senadores
Impulsan ley pro mexicanos en el exterior
20 septiembre, 2015
Una polipíldora reduce en 80% infartos al corazón y cerebrales
20 septiembre, 2015

Prevén grupos financieros que el Banco de México mantenga tasa de referencia

banco

Bóveda principal del Banco de México, en el Centro Histórico de la ciudad de MéxicoFoto José Carlo González

Israel Rodríguez

Analistas de los principales grupos financieros esperan que la junta de gobierno del Banco de México (BdeM) decida mantener la tasa de interés objetivo de fondeo bancario en 3 por ciento en su reunión de mañana, contra las previsiones anteriores que anticipaban un incremento de un cuarto de punto porcentual. Lo anterior, luego de que el Comité de Mercado Abierto de la Reserva Federal de Estados Unidos decidió mantener su tasa de referencia en el rango de 0.0 a 0.25 por ciento.

Sin embargo, los especialistas del Grupo Financiero Banamex-Citi advirtieron que ahora la Reserva Federal (Fed) no es ya la única fuente de volatilidad financiera a nivel global; los riesgos a la baja sobre el crecimiento del bloque emergente (en especial China) han ganado importancia.

Por lo tanto, no anticipamos que la volatilidad cambiaria se desvanezca a corto plazo, lo mismo en el caso de sus implicaciones en términos de riesgos inflacionarios, señalaron los expertos. Además, no descartamos que cifras de Estados Unidos o declaraciones de miembros de la Fed puedan derivar en mayor volatilidad financiera en las semanas siguientes, en tanto el inicio del proceso de normalización es todavía esperado antes de que concluya el año por parte de los miembros de la Fed.

Presiones a mercados emergentes

En la semana que culmina, la decisión de la Fed provocó un repunte en la aversión al riesgo a nivel global, luego de que el banco central resaltó los riesgos que representan la desaceleración de China y las presiones que afrontan los mercados emergentes.

En contra de lo que esperaban los mercados, la Fed decidió mantener sin cambio su tasa de interés. Los funcionarios de la Fed siguen esperando que el banco central eleve su tasa de interés durante 2015.

Ante este escenario, los analistas del Grupo Financiero Santander consideraron que es poco probable que la Fed suba su tasa en la reunión de octubre y ahora esperamos que el banco central eleve su tasa en 25 puntos base en la reunión del 16 de diciembre.

Al respecto, los analistas de Banamex-Citi comentaron que según la probabilidad implícita de los futuros de las tasas de fondos federales, se asigna 18 por ciento de posibilidad de que las tasas suban en octubre (28), 46 por ciento en diciembre (16) y 53 por ciento en enero (27). Es decir, el mercado está posponiendo, incluso hasta el primer trimestre de 2016, la decisión de subir tasas por parte de la Fed.

Los especialistas del Grupo Financiero BBVA-Bancomer coincidieron en que se mantendrá la pausa monetaria con base en: primero, la tasa de fondos federales se mantuvo sin cambio, por lo cual el principal riesgo para la consolidación de la convergencia de la inflación al objetivo, de acuerdo con la comunicación de BdeM, no se materializó este mes.

Segundo, no hay señales de presiones sobre los precios, e incluso la inflación anual se mantiene en mínimos históricos de 2.6 por ciento, tras haber acumulado apenas 0.3 por ciento de incremento durante los primeros ocho meses del año. Adicionalmente, las expectativas de inflación de mediano plazo se mantienen ancladas alrededor de 3.5 por ciento.

Tercero, la actividad económica continúa creciendo a un ritmo moderado y por debajo de lo esperado, influido por un débil crecimiento de la producción industrial en Estados Unidos. De hecho el BdeM redujo su intervalo de pronóstico de crecimiento para 2015 de uno a entre 2.5 a 3.5 por ciento a uno y entre 1.7 y 2.5 por ciento y espera que la brecha de producto se mantenga en terreno negativo hasta finales de 2016.

Por último, hasta ahora no se ha presentado un efecto significativo sobre los precios debido a la devaluación y, adicionalmente, el peso se ha apreciado en torno a 3 por ciento en los últimos días ante la reducción de la aversión al riesgo y la estabilidad en el precio del petróleo.

Por otra parte, no sólo no se observan reducciones en la tenencia de los extranjeros a bonos de mediano y largo plazos, sino que éstos se han incrementado. Hacia delante esperamos que el alza de la tasa de fondos federales sea el principal factor que detone un alza de la tasa de política monetaria en México, por lo cual, dada la expectativa de que hacia finales del año dé inicio el ciclo de normalización por parte de la Fed, consideramos que la pausa monetaria concluirá en diciembre con alza de 25 puntos base.