España
EU limpiará en España zona de accidente nuclear de 1966
19 octubre, 2015
Comparecen sin problemas los titulares de Salud y la Sedesore
19 octubre, 2015

Reanudan EU y Europa tratos sobre el acuerdo trasatlántico

acuerdo

Marcha de activistas europeos contra el acuerdo de libre comercio transatlántico, realizada en Bruselas antier. Foto Reuters

Por Afp

Miami. Estados Unidos y la Unión Europea reiniciaron el lunes las negociaciones sobre el acuerdo de libre comercio transatlántico TTIP, al que se resiste un sector considerable de la sociedad civil europea y que presenta numerosos puntos de desacuerdo entre las partes.

Las discusiones, que se prolongarán durante una semana en Miami, son apenas una etapa técnica en el marco de un largo proceso iniciado en julio de 2013 y que apunta a eliminar las barreras aduaneras y reglamentarias existentes a uno y otro lado del Atlántico.

El gobierno de Barack Obama apuesta por utilizar como elemento de presión para acelerar las negociaciones el acuerdo comercial TPP que acaba de suscribir con 11 naciones del Pacífico, pero el camino está plagado de obstáculos.

En Europa, y también en Estados Unidos, el tratado transatlántico es acusado de ser una suerte de Caballo de Troya de una liberalización generalizada y opaca que beneficiaría a las empresas multinacionales y se haría en detrimento de normativas sanitarias y ambientales.

“Es muy importante para Europa unirse en torno al TTIP”, declaró este lunes en Madrid el secretario de Estado estadunidense, John Kerry.

“Permítanme subrayarlo: (el acuerdo) no debilitará las reglamentaciones. No afectará las reglas sobre el medio ambiente o el mercado laboral”, añadió el jefe de la diplomacia estadounidense, en el marco de una gira europea.

El colectivo “Stop TTIP”, fuertemente contrario al tratado, aseguró en los últimos días que reunió más de tres millones de firmas en contra del acuerdo. El 10 de octubre, en Berlín, una manifestación de los adversarios del TTIP logró congregar entre 100 mil y 250 mil personas.

El propio gobierno francés exigió mayores garantías a sus socios estadunidenses para continuar sentado a la mesa de negociaciones.

“Es necesario que se produzcan cambios sustanciales en (…) la confianza, la reciprocidad, el acceso a los documentos”, dijo a comienzos de octubre el secretario de Estado francés para el Comercio Exterior, Matthias Fekl, quien amenazó con una suspensión “pura y simple” de las negociaciones en 2016.