Presentará Cefim catálogo de programas estatales 2018
12 febrero, 2018
Expositores, satisfechos con las ventas en Fiesta del Chocolate
12 febrero, 2018

Reformas no cumplen con crecimiento mayor a 5%: Concamin

Viviendas de Iguala, Guerrero. El bienestar para la familia se mantiene en un horizonte lejano, auguró la dependencia de la Concamin. Foto Archivo Cuartoscuro

Susana González G. 

Ciudad de México. Las reformas estructurales no lograron que la economía nacional creciera a más del 5 por ciento en 2017 ni tampoco lo hará en 2018 como se proyectó en el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto; por el contrario, el producto interno bruto (PIB) alcanzado el año pasado “será el más bajo que el promedio que se ha tenido en las 3 décadas previas”, pese a que México se ubica como la economía número 15 del mundo, sostuvo el Centro de Estudios de la Industria (CEI) de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin).

 “Para alcanzar resultados diferentes serán necesarias acciones distintas a las ejecutadas en los últimos años” porque “el estancamiento estabilizador no cedió su lugar al progreso ofertado” y la reforma energética no se ha convertido en el propulsor de una mayor producción de petróleo y gas más baratos sino que la importación de éstos presionará la economía en este año, advirtió el CEI.

Refirió que el mismo Banco de México (BdM) reconoce que continuarán las presiones tanto del tipo de cambio como de la inflación, porque “indicó que no verá una inflación de 3 por ciento hasta 2019, lo cual además ocurrirá en un entorno de menor crecimiento”. A ello se agrega, sostuvo el centro, la incertidumbre por la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) ya sea porque Estados Unidos le ponga fin o termine por poner sus condiciones y la negativa de las autoridades a hacer cambios fiscales pese a la reforma aprobada en el vecino país.

Recordó que en los albores del actual sexenio se proyectó que con las reformas estructurales México crecería más del 5 por ciento en 2017 y 2018 porque con los cambios macroeconómicos crecería la capacidad productiva de empresas y trabajadores.

“Los cambios se realizaron pero el crecimiento no llegó. El objetivo inflacionario no fue alcanzado y a ello contribuyó tanto el desequilibrio generado por la liberalización del precio de las gasolinas como la depreciación del peso frente al dólar”, señaló.

El CEI enfatizó que la pérdida de valor de la moneda nacional es una mala noticia para un país que tiene un déficit estructural de cuenta corriente que no es financiado con bases productivas y que ascendería casi 50 millones de dólares anuales de no haber remesas. Incluso consideró que las necesidades de financiamiento del país son cubiertas, parcialmente, por los migrantes.

De igual manera, abundó, el bienestar para la familia se mantiene en un horizonte lejano aunque reconoció que a diferencia del presidente Felipe Calderón, quien se promocionó como “el presidente del empleo” sin lograrlo, en el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto se ha avanzado en la formalización del mercado laboral y en la reducción de la tasa de desocupación

“No obstante, las personas con más educación tienen menos oportunidad para encontrar un lugar en el mercado laboral, básicamente porque la economía no genera suficiente valor agregado y por ello no requiere capital humano especializado”, además de que existen 53 millones de mexicanos en pobreza, objetó el CEI.

JSL
JSL