Vuelve el Basquetbol profesional a San Luis Potosí
29 octubre, 2015
bayern
Bayern busca nueva victoria en la Bundesliga
29 octubre, 2015

México, el país de AL que más reservas ha perdido: Moody’s

Moody's

Por Roberto González Amador

México, DF. México se convirtió en el país latinoamericano que más reservas internacionales ha perdido, por arriba de Argentina y Brasil cuyas monedas se han visto fuertemente depreciadas, aseguró este jueves Alfredo Coutiño, director para América Latina de Moody’s Analytics.

Desde mediados del año, las reservas han caido a una velocidad semanal de mil millones de dólares en promedio. Si la tasa de fondeo bancario (de referencia) se mantiene sin cambio hasta la última reunión de la Fed el 16 de diciembre, el país habrá sufrido cuando menos una sangría de 24 mil millones de dólares hasta ese entonces, alrededor de 13 por ciento de las reservas acumuladas en el 2014, consideró.

“Si México continúa perdiendo reservas internacionales al mismo ritmo en que lo hecho desde mediados del año, el país llegará a finales del 2015 con una pérdida de 26 mil millones de dólares, o sea 14 por ciento del total acumulado a finales del 2014”, calculó.

El hecho de que algunas inversiones ya hayan abandonado al peso para haberse refugiado en el dólar no ha sido porque la Reserva Federal vaya a subir la tasa de interés, sino más bién por la pérdida de competitividad del mercado de bonos mexicano ante el creciente atractivo que ya ofrece el mercado estadounidense, dijo.

El Banco de México ha perdido reservas internacionales por un monto de 16.3 mil millones de dólares en lo que va del año, de las cuales el 85 por ciento se han perdido en los últimos tres meses.

La mayor sangría se debe a las intervenciones de la autoridad monetaria en el mercado cambiario para apaciguar las presiones sobre el peso, apuntó.

A pesar de que todas las monedas latinomericanas han sufrido depreciaciones importantes, sus bancos centrales se han defendido de mejor manera al utilizar el mecanismo dual de amortiguadores dado por el tipo de cambio y la tasa de interés,

apuntó.

México es el único país, entre los cinco con bancos centrales más independientes, que se resiste a usar la tasa de interés como mecanismo de defensa, dijo. Esto le ha ocasionado que sea el país que más reservas ha perdido en el año, sumando 16 mil millones de dólares, muy lejos de los 4 mil 100 millones de Argentina y de los 2 mil millones de dólares en Brasil.

“Si el próximo año el país solo pretende mantener el diferencial de tasas con respecto a los Estados Unidos, es decir aumentar la tasa de fondeo al mismo ritmo que la tasa de fondos federales de la Fed, entonces las reservas podrían terminar con una pérdida de entre 40 y  50 mil millones de dólares en el 2016”, anticipó.

En caso de materializarse esa previsión, añadió, las reservas habrían perdido entre 35 y 40 por ciento del total que tenían en 2014  Para aminorar las salidas de capital e inducir un ajuste más ordenado de los mercados, ante la normalización monetaria, las autoridades mexicanas deberían aumentar la tasa de fondeo a una velocidad mayor que la que lo haga la Fed, consideró. Así, el peso podría tener el alivio de un segundo amortiguador. De lo contrario, la paridad cambiaria continuaría presionada durante el 2016, aumentando el riesgo de que la inflación se salga de su límite superior.

“El banco central debe actuar como un instituto previsor y desactivador de riesgos no como un reactor o administrador de crisis. Por lo que si las presiones sobre el peso aumentan con el alza de tasas por parte de la Fed, México debería utilizar los instrumentos monetarios disponibles para inducir un ajuste ordenado”, comentó.