San Luis no tendrá feria de la enchilada: Marvelly
15 octubre, 2015
Raúl
El mítico Raúl dirá adiós al futbol
15 octubre, 2015

Se generó “expectativa errónea” con las reformas: Interacciones

reformas

“No somos omisos a que hay una problemática en el país, porque la hay. Pero buscamos romper una mentalidad que es puramanete negativa”, aseguró Rojo Macedo, en entrevista con 'La Jornada'. Foto Cristina Rodríguez

reformas


“No somos omisos a que hay una problemática en el país, porque la hay. Pero buscamos romper una mentalidad que es puramanete negativa”, aseguró Rojo Macedo, en entrevista con ‘La Jornada’. Foto Cristina Rodríguez

Por Roberto González Amador

México, DF. En el país se generó una “expectativa errónea”: que una vez aprobada la serie de reformas propuestas por el gobierno del presidente Enrique Peña, “al día siguiente comenzarían a crearse empleos e iban a caer toneladas de dinero por todos lados”. La realidad es que los proyectos tienen un plazo de maduración, dice Carlos Rojo Macedo, director general del Grupo Financiero Interacciones. Los resultados, considera, se comenzarán a ver “hacia finales de 2017, del 2018”.

En un entorno que se anticipa complejo, por la volatilidad que prevalecerá en los mercados financieros durante “los siguientes años” y restricciones presupuestales para financiar grandes proyectos que impulsen el desarrollo del país, “coyunturalmente se nos están alineando las estrellas”, asegura Rojo Macedo, en una entrevista con La Jornada.

Interacciones será organizador de un foro, este viernes en la ciudad de México, que reunirá a autoridades, empresarios y banqueros para hablar sobre las oportunidades para la inversión y el desarrollo derivadas de las reformas. “No somos omisos a que hay una problemática en el país, porque la hay. Pero buscamos romper una mentalidad que se ha venido formando y que es puramanete negativa”, dice.

“No quiero decir que no hay problemas, porque ahí están. Pero también hay una enorme oportunidad de seguir desarrollando e invirtiendo en el país”, apunta.

El momento para identificar esas oportunidades, considera, es oportuno. El mundo va a vivir en medio de la volatilidad financiera por varios años. En ese entorno, agrega, “coyunturalmente se nos están alineando las estrellas” porque los países del sur del continente enfrentan un momento que define como “muy complejo”, con Brasil y Venezuela en recesión y otros con problemas para acceder a fuentes de financiamiento internacional, como Argentina.

“Los inversionistas ven bloques o regiones. Y en la región de América Latina México está bien; podría crecer más, es cierto, pero a como se ve todo el mundo y la región lo hace de manera razonable”, añade, a lo que se suma que la economía estadunidense, el principal destino de las exportaciones mexicanas, está mejorando su desempeño. “Es una situación que se debe aprovechar”.

Hay varios sectores de actividad que identifica como los más dinámicos en la economía del país. Son los de energía, la industria automotriz y la construcción de infraestructura, entre ellos. Pero también considera que la restricción presupuestal, derivada de las reducciones del gasto público por la disminución de ingresos petroleros, abre la posiblidad de que haya mayor inversión privada en proyectos que tradicionalmente sólo se financian con recursos públicos.

“Hay una nueva realidad en México” marcada por las restricciones presupuestales y se debe, dice, aprovechar la coyuntura para que no se deje de construir infraestrucutra por esa carencia, que se empleen mecanismos de asociación entre capital público y privado para que incluso “haya más infraestructura de la que se pudo haber pensado”.

En el tema de energía, menciona, la atención se ha centrado más en las primeras licitaciones derivadas de la reforma energética, en lo que están haciendo Petróleos Mexicanos y la Comisión Federal de Electricidad. Pero, añade, hay una gran cantidad de inversioens en energías renovables que se están realizando en el país “y que deveras van a cambiar de manera radical los costos de la energía. Vamos a enfocarnos y platicar mucho de eso”.

Otro sector en el que avisora oportunidades para la inversión es en el relacionado con la industria automotriz, un segmento en el que el país se ha ubicado como el cuarto productor mundial, menciona.

Se debe, dice, desarrollar aquí una gran industria de proveedores del sector automotriz y en ese sentido “hay una oportunidad muy grande para que nos vayamos especializando en el sector financiero y muchas otros sectores en atender a esta cadena de proveedores que va a jugar un rol preponderante en México”.

En una país, afirma, que tiene retos como los que enfrenta México –en cuestiones como seguridad o desarrollo—“cuando viene la gente a invertir no está pensando nada más en cómo se arregla este problema en unos meses o en un año, sino en un tiempo mucho más grande, porque los que vienen a proyectos que duran muchos años”.

–¿Los mecanismos tradicionales de financiar infraestructura no son suficientes?

–Hay espacio para financiar con crédito tradicional y también a través de participar con aportación de capital. El crédito ha venido creciendo a una tasa que no se había visto en otros años, con un potencial de seguir creciendo de manera importante.

“Pero hoy existe la oportunidad (para una institución financiera) no sólo de financiar proyectos sino de participar en el capital de esos proyectos”.

— ¿En qué momento esos grandes proyectos ya estarán reflejándose en cuestiones de empleo, del crecimiento mismo?

–Primero que nada, nos hemos, como mexicanos, generado una expectativa errónea de que una vez aprobadas las reformas al siguiente día vamos a salir e iban a empezar a sacar empleos y iban caer toneladas de dinero por todos lados, la realidad es que estos proyectos tienen un proceso de maduración.

“Hoy creo que estamos justamente avanzando y se ha visto en estas primeras licitaciones, y no me refiero nada mas a la de la Ronda Uno, sino a todas estas licitaciones que se han ido haciendo en cuestiones de ductos y en cuestiones de cogeneración, etcétera, donde se empieza a ver que hay un interés genuino y grande de los grandes jugadores del mundo por buscar alianzas aquí en México para ir participando en estos proyectos”.

Habrá, considera, un proceso de “maduración” de los proyectos derivados de las reformas. “En algunos será mayor, en algunos será menor pero nosotros estimamos que hacia finales del 2017, del 2018, ya vamos a ver un impacto real en la economía de estas reformas que se han venido haciendo”.