UASLP
Consulta la lista de admitidos a la UASLP
19 julio, 2015
unam
Admitidos más de 46 mil estudiantes en las licenciaturas de la UNAM
19 julio, 2015

Sector público, cliente de consultorías y trasnacionales

trasnacionales

Por Susana González G.

México, DF. El sector público se ha convertido en “cliente” de grandes empresas, consultorías y sociedades financieras trasnacionales, que le ofrecen servicios profesionales, gestiones, asesorías para establecer asociaciones público privadas (APP), financiar o bursalitizar deuda gubernamental con bonos, mejorar prácticas gubernamentales, apoyar el desarrollo sustentable de las ciudades, colaboraciones para la prestación de servicios públicos y hasta formular programas y políticas públicas en salud, educación, seguridad pública y para las fuerzas armadas, advierte una investigación publicada por el Instituto de Investigaciones Económicas (IIEc) de la UNAM.

Deloitte, KPMG, PWC, Ernst and Young o el Instituto para las Asociaciones Público Privadas (IP3) son algunas de esas empresas o consultorías mundiales que se han convertido en los nuevos asesores gubernamentales y prestadores de servicios.

Es “una industria en creciente y lucrativo negocio”, puesta en marcha en todo el mundo a partir de los noventa con la “nueva gerencia pública” que sobrevino al agotamiento del Estado benefactor, explica Diana Vicher, autora de la investigación y doctora en ciencias políticas y sociales por la UNAM.

Con ese modelo basado en mecanismos de mercado se buscó modernizar o adelgazar al Estado, pero aunque al igual que otras medidas privatizadoras se justificó la contratación de servicios privados para ahorrar los escasos recursos públicos, en realidad ha implicado nuevas erogaciones por tareas que debería realizar el sector público.

La tendencia continúa y la globalización económica ha reducido el margen de actuación de los gobiernos nacionales, que siguen “cediendo espacios y actividades al sector privado”. A las trasnacionales se les generan “oportunidades de negocio” tan diferentes y variadas que incluso “ven como mercados clave la lucha contra el terrorismo, los fraudes, el crimen organizado, la policía y las prisiones”, además de que al contratarlas también se les permite incidir en la toma de decisiones públicas.

Como el modelo está sustentado sólo en bases de tipo económico, la investigación advierte de los efectos que el fenómeno tiene en la distribución del gasto público así como en la legitimidad de la función del Estado en la protección del interés privado.

Las empresas contratadas “no toman la plena responsabilidad de servicios, ni tampoco se hacen responsables por los efectos políticos, sociales, normativos y de equidad que van de por medio cuando se transfieren las funciones y estos es muy normal pues el objetivo de las organizaciones lucrativas es la rentabilidad, no que los asuntos públicos se resuelvan o se efectúe la redistribución para promover el desarrollo”, sentencia.

Además enfatiza que los corporativos atienden “la opinión e intereses de actores económicos privados internacionales”, por lo que sus servicios o consultorías pueden convertirse “en otra manera de que se extraigan recursos públicos de los países más débiles”.

La doctora Vicher detalla las actividades y servicios que ofrecen algunas de las trasnacionales que analizó. Refiere que IP3 surge en 1994 y se autodefine como el proveedor más importante en formación y asesoría de gobiernos, instituciones financieras y proveedores de servicios públicos en el mercado nacional de infraestructura.

Deloitte, de origen español, también asesora a los gobiernos en la planificación financiera y diseño de proyectos de infraestructura en asociaciones público privadas así como en la búsqueda de inversionistas a nivel local e internacional, pero también diseña financiamientos de bonos de deuda, ofrece sus servicios de gestión gubernamental y ejecución de políticas públicas en temas de educación, sanidad, vivienda y ordenación de territorio.

KPGM ofrece asesora a los gobiernos en educación, finanzas y tesorrería, servicios de seguridad social y defensa, justicia y seguridad con servicios en mercados clave como lucha contra el terrorismo, fraudes, crimen organizado, policía y prisiones.