nuevo aeropuerto
Nuevo aeropuerto sería uno de los 3 más grandes del mundo: SCT
19 noviembre, 2015
española
Española medallista de oro, suspendida por dopaje
19 noviembre, 2015

Sexenio concluiría con deuda de 55% del PIB: BBVA-Bancomer

BBVA-Bancomer

Por Israel Rodríguez

México, DF. El principal reto financiero en México es fiscal por la caída en los ingresos petroleros y la tendencia ascendente que muestra la deuda pública total en los últimos tres años, advirtió el grupo financiero BBVA-Bancomer.

Carlos Serrano, economista en jefe para México del intermediario financiero internacional detalló que los requerimientos financieros del sector público han crecido en 10 puntos porcentuales al pasar de representar una proporción de 37 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) en 2012 a 47 puntos en 2015.

En conferencia de prensa, para presentar el estudio Situación México Cuarto Trimestre, señaló que de continuar con la actual inercia de endeudamiento en la actual administración podría concluir con una proporción de hasta 55 por ciento del PIB.

Mencionó que el reto fiscal es lograr que la deuda pública que viene observando una tendencia ascendente pueda recuperar y regrese a una tendencia descendente para llegar a niveles pode debajo del 50 por ciento como proporción del PIB.

Después de precisar que la deuda viene creciendo de manera muy notable, anticipó que continuará su tendencia alcista en ester año por el pasivo laboral de Petróleos Mexicanos (Pemex) que el gobierno tendrá que asumir. Alertó que México se está acercando a niveles de deuda del 60 por ciento, los cuales “no son muy adecuados”.

Sin embargo, afirmó que pese a un entorno internacional complicado, en México se registrará una ligera tendencia al alza en crecimiento e inflación para el próximo año. Estimó una mejora moderada en el ritmo de crecimiento al pasar de 2.2 por ciento en 2015 a 2.5 por ciento en 2016, de una previsión original de 2.7 por ciento. En inflación , después de cerrar este año en un mínimo histórico cercano a 2.4 por ciento, “esperamos un repunte moderado hacia 3.3 por ciento anual en 2016, a pesar de la depreciación cambiaria.

La revisión al escenario, dijo, es consecuencia de la falta de mejora en la producción industrial en Estados Unidos en los últimos meses, una revisión a la baja al escenario de crecimiento de ese país para 2016 de 2.8 a 2.5 por ciento y la falta de gasto público en infraestructura en México. “El gasto en infraestructura no ha sido eficiente”, subrayó.

Carlos Serrano consideró que en este entorno de incertidumbre y posible aumento de las tasas de interés, y con el fin de reducir el reciente aumento del endeudamiento del sector público y fortalecer así el marco fiscal, es muy favorable el escenario de consolidación fiscal planteado por las autoridades para los siguientes años. “Es prioritario que el país mantenga los sanos fundamentales económicos”, destacó.

Sobre los recientes ataques terroristas en París, comentó que los impactos en los mercados financieros han sido muy bajos, pero reconoció que si hubiera mayores incursiones en Siria podría haber mayores consecuencias.

Por otro lado, Arnoldo López Marmolejo, economista principal de análisis macroeconómico para México de BBVA-Bancomer señaló que en 2016, después de que la Reserva Federal tome la decisión de normalizar su política monetaria, habría una apreciación moderada del tipo de cambio para ubicarse en alrededor de 16 pesos por dólar.

BBVA-Bancomer, estima una probabilidad de una alza monetaria en diciembre en Estados Unidos de 70 por ciento después de la sorpresa positiva en el dato de generación de empleo y aumento de salarios en octubre en Estados Unidos.