Tres muertos en tiroteo en primaria de California
14 noviembre, 2017
Atenderá IMSS recomendaciones 49 y 50 de la CNDH
14 noviembre, 2017

“Supuestos”, previsiones del PIB de México sobre TLCAN: SE

El secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, al inaugurar el Foro sobre Estadísticas en Propiedad Intelectual 2017. Imagen tomada de @SE_mx

Susana González G.

Ciudad de México. Frente a los pronósticos de analistas, grupos financieros y del Fondo Monetario Internacional (FMI) de que se reducirá el producto interno bruto (PIB) de México en caso de que Estados Unidos abandone el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, manifestó que son estimaciones hechas a partir de “supuestos” y dependen de la metodología que cada quien utilice al respecto, al tiempo que insistió que el impacto será muy diferenciado por sectores.

“Yo creo que todos esos elementos de cuantificación sobre el impacto en el crecimiento pues, como todo lo que hacemos los economistas, dependen de las bases y las premisas sobre las que las hagamos. Claramente hay que ver la metodología utilizada y cuáles son las premisas. Y lo que yo puedo decir es que la afectación va a ser muy diferenciada y hemos dicho que se centra en un universo muy limitado de bienes… Va a depender muchísimo de la capacidad de adaptación y reconversión de procesos productivos y de la rapidez de la apertura de mercados”, puntualizó el funcionario, entrevistado luego de inaugurar el Foro sobre Estadísticas en Propiedad Intelectual 2017.

Sobre la quinta ronda de la renegociación que formalmente comienza el viernes 17 de noviembre –aunque dijo que mañana se instalarán un par de mesas que no pueden sesionar el fin de semana–, Guajardo aseguró que no será abordado el tema de contenido regional en la industria automotriz “porque primero tenemos que entender que está detrás” de lo que propuso Estados Unidos. Una cosa es que digan que se debe incrementar a 85 por ciento el contenido regional o 50 por ciento estadunidense y “otra que expliquen cómo se puede lograr técnicamente y analizar las capacidades de la industria para lograrlo”.

Se trata de una ronda que ya trae claramente todas las posiciones y México va a reaccionar, presentar contrapropuestas específicas dependiendo del tema, pero no hasta entender qué hay en la mesa, señaló el secretario y se abstuvo de dar más detalles sobre la postura de México al asegurar que “nunca se negocia fuera de la mesa”.

Guajardo dará banderazo a el Buen Fin el mismo día que inicia la quinta ronda

El mismo día que inicia la quinta ronda para modernizar el TLCAN, quizá la última que se celebre en este año, arranca también la séptima edición de la campaña comercial El Buen Fin y el secretario comentó que participará en la misma en Escobedo, Nuevo León, donde se va a comprar “unos zapatos muy bonitos”.

“Gracias a la comunicación yo me puedo estar enterando en tiempo real lo que está pasando en cada mesa (de la renegociación). Yo sólo estoy en las reuniones ministeriales”, comentó el secretario al recordar que en las rondas sólo están presentes los jefes negociadores de las delegaciones de México, Estados Unidos y Canadá, mientras que los ministros acuden cuando finalizan los trabajos.

Cuestionado si Canadá y México continuarán renegociando el TLCAN para modernizarlo en caso de que Estados Unidos decida salirse, Guajardo comentó que “una manera indirecta y automática” de hacerlo es la aprobación del nuevo Acuerdo Integral y Progresivo de la Alianza Transpacífica (CPTPP, por sus siglas en inglés), que se anunció el fin de semana en Vietnam, también conocido como TPP-11.

No obstante, acotó que salvo que Estados Unidos reconsidere unirse al TPP-11, éste no sustituye al TLCAN sino que es un complemento en la estrategia de integración de México y para vincularse con los países de Asia. El TPP original “tiene en la panza un TLCAN modernizado, pero en la ausencia de Estados Unidos es un complemento de nuestra estrategia internacional”.

En el TPP-11, dijo, “se dejaron congeladas” algunas cláusulas que ya se tenían acordadas con todos los países que se unieron al TPP original con Estados Unidos, como el de propiedad intelectual, en caso de que se quiera reincorporar.

En todo caso, aclaró que todavía no existe una fecha para la entrada en vigor del TPP-11 pero previó que será hasta el primer trimestre de 2018 cuando los mandatarios de los países involucrados puedan firmarlo porque todavía se están negociando y revisando los textos para que todos los países estén de acuerdo. Después de la firma de los mandatarios, cada nación integrante someterá al acuerdo a la aprobación de sus respectivos congresos.