sombreros
Alumnos británicos prohíben sombreros mexicanos por “racismo”
29 Septiembre, 2015
OBama
Obama y Castro inician primera reunión bilateral
29 Septiembre, 2015

Unos 700 mil autos de Seat llevaban software trucado de VW

trucado

Suman 10.8 millones de vehículos con motor diésel trucado en el mundo. Foto Ap

Por Afp

Madrid. La marca de automóviles española Seat vendió unos 700 mil vehículos en todo el mundo con un motor diésel trucado, sobre un total aproximado de 11 millones vendidos por su casa matriz Volkswagen, indicó el martes un portavoz de Seat.

La marca está investigando cuántos vehículos se vendieron en España y cuáles son los modelos afectados, dijo este portavoz. Además, aseguró que “los propietarios de los vehículos equipados con motores EA189 serán citados” en los centros técnicos para realizar las revisiones necesarias.

Seat, comprada por Volkswagen en los años 1980, “ha decidido suspender temporalmente las ventas y entregas de todos los vehículos nuevos equipados con un motor diésel EA189”, precisó la misma fuente. También lanzarán una web para responder las cuestiones de los clientes.

El gigante automovilístico alemán a través de sus marcas Seat, Volkswagen, Audi y Skoda cuenta todavía con 3 mil vehículos en España equipados con este motor adaptado a la antigua normativa europea de anticontaminación Euro 5. El 1 de septiembre fue sustituida por la normativa Euro 6.

Volkswagen, matriz de sus doce marcas, es el foco de un enorme escándalo tras reconocer la semana anterior haber equipado 11 millones de vehículos en todo el mundo de un software capaz de falsear los resultados en un test de contaminación.

La trampa afecta a cinco millones de coches Volkswagen, 2.1 millones de berlinas de alta gama de Audi, 1.2 millones de la marca checa skoda y 1.8 de vehículos utilitarios de Volkswagen.

Junto a los 700 mil de Seat, suman 10.8 millones de vehículos afectados que, según el portavoz de la marca española, serían el total de automóviles afectados dentro del grupo. La cifra de 11 millones era aproximada, señaló este portavoz.

Este escándalo provocó la dimisión del presidente de Volkswagen, Martin Winterkorn, el miércoles. Ahora, el buque insignia de la industria alemana deberá responder a demandas en diferentes países, entre ellos Estados Unidos y España.

En Francia y los Estados Unidos también realizarán nuevos test de anticontaminación a los vehículos de empresas competidoras.