Inconstitucional, la Ley de Comunicación Social: CNDH
13 junio, 2018
Dimite ministro de Cultura de España por tema de fisco
13 junio, 2018

A bordo del ‘Aquarius’, un viaje “extremadamente largo”

Migrantes rescatados se preparan para trasladarse desde el barco ‘Aquarius’ a un guardacostas italiano en una imagen difundida por la ONG francesa Médicos Sin Fronteras/SOS Mediterranee, el 13 de junio de 2018. Foto Afp / MSF/SOS Mediterranee

Afp

París. El Aquarius, que salvó a 629 migrantes, espera llegar a España el “sábado por la noche”, pero “las condiciones meteorológicas se están degradando” y el tiempo comienza a ser “extremadamente largo” para los pasajeros, dijo el miércoles a la AFP Aloys Vimard, coordinador de MSF a bordo del barco.

“Estamos al sur de Sicilia. Nuestra llegada a Valencia está prevista para el sábado a las 21H00, pero en vista de las condiciones meteorológicas esto puede cambiar ya que tenemos olas de uno a dos metros, y esperamos unas de cuatro metros de aquí a unas horas”, contó Vimard por teléfono.

“Estamos preparando el barco, atando las cuerdas para que la gente no se resbale”.

En el Aquarius viajan actualmente unos cien migrantes. El resto fueron transbordados a dos navíos italianos para realizar el viaje a Valencia en las mejores condiciones, después de que Italia rechazara abrir sus puertos.

“Esta gente lleva cuatro días en altamar, lo que es extremadamente largo para personas vulnerables, que están expuestas a niveles extremos de violencia”, afirmó el responsable, según el cual el pulso político entre varios países provocó “condiciones inaceptables”.

“Estábamos limitados en términos de comida, estábamos muy por encima de nuestra capacidad” de poco más de 500 puestos, agregó Vimard, en una conversación entrecortada.

Hoy en el barco “el ambiente es bueno” porque “la gente entendió que estamos rumbo a España. Habían notado que el buque se detuvo”.

“Estaban extremadamente preocupados. Muchos temían ser enviados de vuelta a Libia, una persona nos dijo ‘ya no confío, prefiero saltar al agua’. Muchos han intentado cruzar a Europa cinco a seis veces, antes de ser interceptados por guardacostas libios. No quieren revivir eso”.

Ahora que el Aquarius ha emprendido rumbo a España, “están mejor, se interrogan sobre su futuro, pero al menos están aliviados de que esta situación vaya a llegar a un fin”.

El miércoles por la mañana los migrantes pudieron tomar una ducha, contó Vimard, explicando que es algo que “se puede organizar con 106 personas a bordo pero no con 630”.

‘Nos alejan del área’

“Era inimaginable ir solos con 629 personas a bordo a Valencia”, afirmó el coordinador. Actualmente viajan con “106 personas a bordo”, 51 mujeres, 10 niños y 45 hombres, “que necesitan asistencia medica”, añadió.

Pese al endurecimiento de la posición del gobierno italiano, el responsable dijo que MSF continuará con “las operaciones de rescate”. “Las necesidades son inmensas y hay pocas ONG’s. Ayer al menos 14 personas murieron en un naufragio frente a la costa libia”, afirmó.

“Como organización humanitaria, es nuestro deber ayudar a estas personas en peligro y también brindar testimonio”, dijo.

Los trabajadores humanitarios trabajan en condiciones cada vez más complicadas. “El caso del Aquarius ha recibido mucha atención mediática, pero desde hace semanas o incluso meses nuestras operaciones se han visto limitadas”, aseguró Vimard.

Se da “prioridad” a los guardacostas libios para interceptar a los barcos en peligro de naufragio, “incluso cuando somos los primeros en localizarlos”.

Además de “criminalizar a las ONG”, acusadas de contribuir a la inmigración ilegal, las autoridades italianas han comenzado a “enviarnos de regreso a Italia a pesar de que nuestro bote no está lleno”, haciéndonos viajar a veces “más de 30 horas, con 60 personas a bordo”.

“Nos alejan del área y no podemos prestar asistencia”.

JSL
JSL