Sonora activa protocolos de ayuda a niños detenidos en EU
19 junio, 2018
Mexicanos dan la mala nota en Rusia 2018
19 junio, 2018

A sangre y fuego, gobierno de Nicaragua recupera Masaya

Ciudadanos de Masaya resisten -dentro de sus posibilidades, para resguardar sus vidas- el operativo emprendido por fuerzas policiales, a las que según diversas fuentes se sumaron paramilitares, para recuperar la metrópoli, dijo el secretario de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos, Álvaro Leiva.

Josetxo Zaldúa, enviado

Managua, Nicaragua. El ataque comenzó poco antes de las seis de la mañana en Ticuantepe, a 14 kilómetros de Masaya. Ahí se encontraba la primera barricada que conecta a Managua con esa emblemática ciudad. Ticuantepe está a mitad de camino y ahí comenzaron los trancazos entre antimotines, paramilitares y los resistentes del otro lado de la barricada. Con vehículos pesados y a punta de bala el obstáculo fue derribado y la tropa gubernamental siguió su paso hacia Masaya.

La mañana se saldó con seis civiles muertos y más de 30 heridos, según reportaron organismos de derechos humanos de Nicaragua. Masaya fue rodeada y a primeras horas de la tarde unos atacaban con armas de fuego letales y los otros con tirachinas y morteros caseros que son más ruido que nueces. El control de la ciudad pasó a manos de las fuerzas gubernamentales y paramilitares.

Esas organizaciones reportaron más tarde la detención de 10 madres en Masaya por elementos de la policía nacional. Otras 62 personas fueron también levantadas por las fuerzas policiales. Al cierre de esta edición se desconocía su paradero.

En medio de la trifulca llegó a Managua el embajador de Estados Unidos ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Carlos Trujillo, con la intención de entrevistarse con Daniel Ortega y Rosario Murillo, la pareja que horas antes ordenó la ofensiva sangrienta contra Masaya.

El Diálogo Nacional que debió reanudarse esta mañana quedó en el limbo cuando la Conferencia Episcopal dijo que primero el gobierno debía enviar las cartas-invitación a los organismos de derechos humanos de la ONU y de la OEA para que llegaran a este país a la brevedad. Cero diálogo y balas y muertos de sobra. Esta es la situación en Nicaragua 64 días después del inicio de las hostilidades.

JSL
JSL