fotografías
París rinde homenaje a las fotógrafas
13 Octubre, 2015
golpe
Denuncian Maduro y Morales intento de golpe de Estado contra Rousseff
13 Octubre, 2015

ACLU demanda a psicólogos por crear programa de tortura para la CIA

tortura

Crofton Black, investigador de la Oficina de Periodismo de Investigación del Parlamento Europeo (PE), durante la presentación del informe "Detenciones ilegales de prisioneros por parte de la CIA en países de la UE". Foto Xinhua

tortura

Crofton Black, investigador de la Oficina de Periodismo de Investigación del Parlamento Europeo (PE), durante la presentación del informe “Detenciones ilegales de prisioneros por parte de la CIA en países de la UE”. Foto Xinhua

Por Ap

Washington. La Unión Americana por los Derechos Civiles (ACLU) demandó el martes a dos ex sicólogos de la Fuerza Aérea que diseñaron un programa de la CIA con técnicas rigurosas de interrogatorio para los sospechosos de terrorismo, aduciendo que los dos avalaron y enseñaron tácticas de tortura bajo un pretexto científico.

La demanda tiene lugar 10 meses después de la difusión de un informe condenatorio del Senado según el cual las técnicas de interrogatorio han lastimado a los prisioneros de Al Qaeda mucho más de lo permitido por los límites legales sin proporcionar datos decisivos.

La demanda acusa a los sicólogos James E. Mitchell y John “Bruce” Jessen de desarrollar un programa de interrogatorios que incluyó golpizas, privación del sueño, hambre, ahogo simulado y otros métodos que causaron sufrimiento físico y sicológico a los prisioneros en manos de la CIA.

Un abogado de los demandados no respondió inmediatamente un mensaje que se le envió el martes.

La demanda fue interpuesta en un tribunal federal en el estado de Washington en nombre de tres prisioneros de la CIA. Uno de ellos, Gul Rahman, fue interrogado en una mazmorra afgana conocida como el Pozo de Sal donde fue objeto de aislamiento, oscuridad y agua extremadamente fría hasta que murió de hipotermia. Otros dos, Suleiman Abdullah Salim y Mohamed Ahmed Ben Soud, están libres.

La demanda se presentó bajo el amparo del Estatuto de Agravios a Extranjeros, que permite a no ciudadanos demandar en tribunales estadounidenses por violaciones a los derechos humanos. Un informe de The Associated Press en 2010, que citó a ex funcionarios estadunidenses, dijo que la CIA prometió cubrir por lo menos 5 millones de dólares en gastos legales para los sicólogos si el programa enfrentaba dificultades.

La petición reitera muchas de las denuncias que afloraron en una investigación exhaustiva del Senado emitida el año pasado.

Sostiene que los sicólogos, pese a no tener experiencia práctica en interrogatorios ni antecedentes de conocimientos específicos sobre Al Qaeda, desarrollaron un programa para la CIA que se inspiró en experimentos de la década de 1960 con perros y la teoría de la “indefensión adquirida”. Los sicólogos sostuvieron que, al igual que los perros sujetos a abusos se tornan pasivos y obedientes, los seres humanos sujetos a “dolor incontrolable” se vuelven “indefensos e incapaces de resistir la demanda de información del interrogador”, según la demanda.

Los dos, que trabajaron como contratistas independientes para la CIA, formaron una compañía que a la larga recibió pagos por 81 millones de dólares y que en abril de 2007 empleaba directamente a 11 de los 13 interrogadores utilizados por la agencia, dice la petición. Los dos también estuvieron involucrados en algunos de los interrogatorios.