unidad académica
Unidad Académica Multidisciplinaria Zona Media de la UASLP mantiene el compromiso de apoyo a la comunidad
25 julio, 2015
mexicano
Plata para el mexicano Lindolfo Delgado en box en JP
25 julio, 2015

Acusa Correa a HRW de ser oposición a gobiernos de izquierda en AL

Correa

Por Afp

Quito. El presidente de Ecuador, Rafael Correa, afirmó este sábado que Human Rights Watch (HRW) se ha convertido en una fuerza de oposición a los gobiernos de izquierda en Latinoamérica, tras criticar en fuertes términos un reciente informe de esa ONG.

Correa reaccionó con dureza a las críticas que lanzó el chileno Miguel Vivanco, director para las Américas de HRW, contra el sistema judicial de Ecuador.

El activista de derechos humanos denunció que los jueces ecuatorianos están retrasando las apelaciones de opositores que han sido condenados por varios delitos, tras participar en protestas contra el gobierno en los últimos años. “Vivanco odia a todos los gobiernos de izquierda de América Latina, y dice cualquier tontería. Ahora resulta que se demoran deliberadamente los juicios de los opositores, sus apelaciones. Mentira. Por el contrario, se han reducido grandemente los tiempos de los juicios, las audiencias fallidas”, sostuvo el mandatario en su programa semanal de radio y TV.

En opinión de Correa, el informe de HWR, publicado en Nueva York esta semana, es una “vergüenza”. “Siempre han sido malos los informes de este señor (Vivanco), de la Human Rights Watch, que al menos para el caso latinoamericano se ha convertido en un partido más de oposición para los gobiernos progresistas, pero el informe de este año da vergüenza ajena”, dijo el presidente.

El mandatario, que impulsó una reforma al sistema judicial de Ecuador a través de una consulta popular en 2011, aseguró que en Ecuador rige un estado de derecho en el que no “se persiguen personas sino que se persiguen delitos”.

En ese sentido, mencionó que los casos citados por HRW, que involucran a unos 14 opositores, corresponden a juicios por delitos como sabotaje, terrorismo o daños a bienes públicos y no a una represalia judicial por protestar contra el gobierno.