vigue gallardo
Administraciones pasadas han hecho “pendejadas”: Gallardo
29 enero, 2016
Condena internacional por asesinato de periodista en Oaxaca
29 enero, 2016

Alemania endurecerá reglas de asilo; Suecia y Finlandia planean expulsiones

Alemania endurecerá reglas de asilo; Suecia y Finlandia planean expulsiones

Por AFP

Holanda, que ocupa la presidencia semestral de la Unión Europea, plantea por su parte enviar a Turquía los migrantes llegados a Grecia recientemente, a cambio de la acogida en la Unión Europea de 250.000 refugiados actualmente en Turquía.

A pesar del invierno en el Mediterráneo, miles de migrantes continúan llegando a las costas europeas, arriesgando su vida para huir de conflictos en Siria o en Irak.

Más de un millón de migrantes, entre ellos un gran número de sirios, llegaron a Europa en 2015, provocando la crisis migratoria más grave del continente desde la Segunda Guerra Mundial.

Aunque, en un primer momento, Alemania lideró la política de acogida a nivel europeo, la serie de agresiones atribuidas a migrantes del norte de África en Colonia en Año Nuevo avivaron las críticas sobre esta política promovida por la canciller Angela Merkel, incluso entre las filas de su partido.

En este contexto, los partidos de la coalición gubernamental (SPD, CDU y CSU) acordaron el jueves por la noche endurecer las condiciones de asilo, especialmente para los ciudadanos de Argelia, Marruecos y Túnez, que podrán ser ahora expulsados más fácilmente, indicó el vicecanciller alemán, el socialdemócrata Sigmar Gabriel.

Berlín endurecerá también las condiciones de reagrupamiento familiar para determinados migrantes, que deberán esperar ahora dos años antes de poder traer a su familia.

Expulsiones en Suecia y Finlandia

En Suecia, el ministro del Interior, Anders Ygeman, estimó que entre 60 mil y 80 mil solicitantes de asilo registrados el año pasado serían expulsados tras desestimarse su solicitud, es decir, casi uno de cada dos.

Finlandia por su parte cuenta con expulsar entre 20 mil y 32 mil solicitantes que llegaron al país en 2015, teniendo en cuenta el porcentaje habitual de rechazo de peticiones de asilo que asciende al 65 por ciento, indicó a la AFP la jefa del gabinete del ministro del Interior de Finlandia, Païvi Nerg.

Los procedimientos respetan la jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH), que prohíbe las expulsiones colectivas de migrantes salvo si previamente se ha analizado individualmente su caso, defienden los dos países nórdicos.

“Tenemos que ocuparnos lo mejor posible de aquellos que pueden quedarse, pero los que reciben una respuesta negativa deben marcharse”, se justificó el jefe de gobierno sueco, Stegan Löfven.

De los 58 mil 800 casos tratados el año pasado por la Oficina Sueca de Migraciones, el 55 por ciento fueron aceptados. Sin embargo, la intención del gobierno choca con la realidad, ya que unos 40 mil migrantes, cuya solicitud de asilo fue rechazada, desaparecieron entre 2010 y 2015.

‘Trueque de vidas humanas’

En Holanda, el líder del Partido Laborista en el congreso, Diederik Samsom, dijo que su país trabaja junto a otros países del entorno en un plan para deportar a migrantes de vuelta a Turquía, a cambio de acoger a 250 mil demandantes de asilo que estén en ese territorio. Este proyecto lo examinan en coordinación con partidos políticos de otros 10 países, como Austria, Alemania y Suecia. No obstante, este podría contravenir la Convención de Ginebra y las políticas europeas, aseguró a la AFP un portavoz de la Comisión Europea.

Amnistía Internacional (AI) criticó el proyecto. “Un plan de acogida a gran escala para los refugiados en Turquía es una buena idea, pero condicionarlo a un retorno rápido de las personas que cruzan las fronteras de manera ilegal constituye un trueque de vidas humanas”, afirmó John Dalhuisen, director de AI para Europa. Según la agencia de la ONU para los refugiados (Acnur), Grecia recibió en enero unos 47 mil migrantes, de los cuales el 92 por ciento, mayoritariamente sirios, iraquíes y afganos, pueden acceder al asilo.