petróleo
Malestar social y bajos precios petroleros, riesgos para crecer
7 agosto, 2015
planeta
Sebastião Salgado lleva a Berlín la belleza abrumadora del planeta
7 agosto, 2015

Amaga Donald Trump con ser candidato independiente

Trump

Ap, Dpa y Afp

Cleveland.

En un tono combativo desde el principio, el magnate Donald Trump captó los reflectores la noche de este jueves en el primer debate por la candidatura republicana a la presidencia de Estados Unidos, al declarar que no se comprometería a respaldar al nominado y no descartaría postularse como candidato de un tercer partido.

El debate a cargo del canal conservador Fox News comenzó con la moderadora Megyn Kelly pidiendo a los diez precandidatos presentes en Cleveland que levantaran la mano si se negarían a apoyar al eventual nominado republicano y aspirarían a la presidencia como independientes.

Sólo una mano se elevó –la del magnate que contra todo pronóstico ha ascendido entre las preferencias de los votantes republicanos–, en medio de los abucheos del público.

No me comprometeré en este momento, sostuvo Trump, lo que provocó un brusco intercambio verbal con el senador Rand Paul.

Ya está asegurando su apuesta porque está acostumbrado a comprar políticos, gritó Paul desde el otro lado del escenario.

Te he dado mucho dinero, respondió Trump.

Al ser cuestionado sobre polémicos comentarios contra las mujeres, Trump respondió: “creo que el gran problema de este país es ser políticamente correcto.

Sinceramente no tengo tiempo para la corrección política total, señaló.

Su desafío a lo políticamente correcto empezó durante el lanzamiento de su campaña en junio, cuando describió a los mexicanos que entran sin documentos al país como narcotraficantes, criminales y violadores.

Desde entonces sobrepasa en los sondeos a veteranos políticos que llevan toda una vida preparándose para una carrera hacia la Casa Blanca: 24.3 por ciento de los votantes republicanos respaldan al multimillonario.

Donald Trump hizo frente al ex gobernador de Florida, Jeb Bush; al gobernador de Wisconsin, Scott Walker; al gobernador de Arkansas, Mike Huckabee; al neurocirujano en retiro Ben Carson; al senador por Texas Ted Cruz; al senador por Florida Marco Rubio; al senador por Kentuky Rand Paul; al gobernador de Nueva Jersey Chris Christie, y al gobernador de Ohio, John Kasich, quienes hicieron todo lo posible por elevar sus perfiles ante el electorado estadunidense.

No obstante, con su postura radical, su misoginia, sus comentarios políticamente incorrectos y su lema de “Hacer a América grande de nuevo”, Trump, descrito por diversos sectores como un bufón político, montó su propio espectáculo tal como pronosticó el diario online Politico al comentar antes de que empezara el debate: el show de Trump está a punto de comenzar.

El magnate retomó la acusación a sus contrincantes políticos de sertíteres de sus donantes ricos.

La posibilidad de que Trump se presente como candidato independiente generó preocupación de inmediato. De celebrarse elecciones nacionales muy ajustadas, cada voto sería clave, y una candidatura independiente del empresario podría derivar en una victoria del Partido Demócrata, donde las encuestas son lideradas por la ex secretaria de Estado Hillary Clinton.

Los 17 precandidatos republicanos a la presidencia de Estados Unidos se enfrentaron este jueves en su primer debate televisado. El acto político se dividió en dos partes: el debate principal, con 10 precandidatos, empezó a las 21 horas locales con los aspirantes que puntean en los sondeos; los otros siete postulantes marginales debatieron a las 17 horas.